Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Senado espera a los candidatos al TC

Carlos C. Borra - Domingo, 26 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Pérez de los Cobos.

Pérez de los Cobos.

Galería Noticia

Pérez de los Cobos.Adela Asúa.Luis Ignacio Ortega.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Alfredo Montoya

La apuesta del actual presidente

Respaldado por el PP en los parlamentos de Canarias, Aragón, Murcia, Castilla-La Mancha y La Rioja. Es doctor y catedrático en Derecho del Trabajo, profesor emérito, doctor Honoris Causa y académico de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. Fue maestro del presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, que apoya su candidatura.

pamplona- La renovación de cuatro de los quince miembros que componen el Tribunal Constitucional, aquellos cuya elección corresponde al Senado, y entre los que se encuentran los actuales presidente y vicepresidenta, encara su fase definitiva. Este martes, día 28, los 15 candidatos presentados por los parlamentos autonómicos empezarán a comparecer ante la Comisión de Nombramientos de la Cámara alta para exponer su currículum y méritos de cara a aspirar al cargo, un proceso que se prolongará hasta el día siguiente, 1 de marzo. Dicha Comisión elegirá una terna de cuatro nombres que serán sometidos a votación en el pleno del Senado del 7 de marzo. La sombra de un pacto PP-PSOE para situar en el Constitucional a aquellos magistrados y juristas de su conveniencia planea sobre todo el proceso, no en vano para que la propuesta salga adelante es necesaria una mayoría de tres quintos de la cámara, lo que hace imprescindible el entendimiento entre ambos partidos. Ello podría suponer, además, el primer acuerdo de renovación institucional de la legislatura.

A 48 horas de que empiecen las comparecencias, cuatro nombres destacan sobre el resto: por parte del PP, sus candidatos son el catedrático de Derecho del Trabajo Alfredo Montoya -también cuenta con el respaldo del actual presidente del TC, Francisco Pérez de los Cobos, con el que le unen lazos de amistad-, y Ricardo Enríquez, que ya es magistrado del alto tribunal desde el 18 de marzo de 2014 y que podría continuar en el cargo si es renovado antes del próximo mes. En cuanto al PSOE, su primera opción es la catedrática de Derecho Constitucional María Luisa Balaguer, miembro de la Comisión Permanente del Consejo Consultivo de Andalucía y que cuenta con el respaldo de la poderosa federación socialista andaluza como apuesta personal de la presidenta de la Junta, Susana Díaz. A ella se suma el magistrado del Tribunal Supremo Cándido Conde-Pumpido, cuya labor como fiscal general del Estado durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero en La Moncloa, entre 2004 y 2011, ha provocado reticencias en el PP, que en su día ya rechazó su candidatura para ese mismo puesto.

En este sentido, algunas fuentes sitúan a otro candidato del PSOE, el vicepresidente del Tribunal Supremo Ángel Juanes, con opciones de acceder a esa cuarta plaza del Constitucional. Más aún, hay quien especula con que el PP coloque a dos cargos, el PSOE a uno, y que el último sea una opción de consenso como una concesión incluso a otros grupos como el PNV. Ese fue el caso, en el proceso de 2008, de la actual vicepresidenta del TC, la bilbaína Adela Asúa, una de las que debe dejar el cargo ya que permanece en funciones en el mismo desde diciembre, al igual que el presidente, Francisco Pérez de los Cobos. Ricardo Enríquez, que entró en 2014 en sustitución del fallecido Francisco Hernando, todavía tiene posibilidades de ser renovado, y hay otra plaza que también debe ser cubierta por la muerte de Luis Ignacio Ortega.

Por ahora, la Comisión de Nombramientos del Senado deberá escuchar durante dos días a los 15 candidatos, cinco mujeres y diez hombres que han sido avalados por 14 parlamentos autonómicos;Euskadi, Catalunya y Asturias han rehusado participar en este proceso por estar en desacuerdo con el mismo y para denunciar la “politización” del Constitucional. Solo tres de los aspirantes han recabado el apoyo de más de una comunidad autónoma, los mencionados Montoya -Canarias, Castilla-La Mancha, Murcia, La Rioja y Aragón-, Balaguer -Andalucía, Castilla-La Mancha, Canarias y Murcia- y Enríquez -Andalucía, Madrid, Extremadura, Cantabria y Castilla y León-. Los otros 12, incluido Conde-Pumpido, han tenido el respaldo de una cámara, Madrid en el caso del ex fiscal general del Estado.

En este proceso, el PP ha exhibido una actuación más uniforme, ya que en la mayoría de cámaras autonómicas ha propuesto como candidatos oficiales a Montoya y Enríquez. El Parlamento gallego postuló a José Manuel Sieira, también por impulso de los populares, pero lo hizo antes de que comenzaran las negociaciones con el PSOE. Esta formación, por su parte, ha situado sobre el tablero, además de a Balaguer, a otros ocho aspirantes. Las propuestas de Podemos en Valencia y La Rioja, y de UPN en el Parlamento navarro, completan la lista.

Tras las comparecencias, la Comisión de Nombramientos, presidida por el presidente del Senado, Pío García Escudero, y formada por los portavoces de los seis grupos parlamentarios, elevará una propuesta de cuatro nombres al pleno, al que corresponderá la votación final el 7 de marzo. El artículo 159 de la Constitución establece que, para salir elegidos, se requiere una mayoría reforzada de tres quintos, lo que obliga al consenso de los dos grupos mayoritarios, PP y PSOE.

Voto de calidadLa anterior ocasión en que hubo que renovar el Tribunal Constitucional, durante el Gobierno de Zapatero, la falta de acuerdo entre PSOE y PP prolongó el proceso durante tres años. El empecinamiento de los populares por situar en su lista de candidatos a Enrique López, a quien los socialistas consideraban contaminado, enrareció en gran medida las negociaciones. La sustitución de López por Francisco Pérez de los Cobos, también de perfil conservador, acabó desbloqueando la situación en 2010. Ya en 2013, este fue nombrado presidente del tribunal, lo que consumó el giro del mismo hacia una mayoría conservadora;una situación que se mantendrá tras la llegada, al parecer de forma inmediata, de cuatro nuevos miembros.

Después tocará elegir al nuevo presidente que sustituirá a Pérez de los Cobos, un cargo de vital importancia por el papel que se prevé desempeñará el Constitucional ante la escalada soberanista en Catalunya. Y es que, en caso de empate del tribunal a la hora de ver un recurso, el voto de calidad del presidente -y su adscripción ideológica- resulta fundamental. Son los propios magistrados los que eligen a su cabeza visible, en un ritual que cuenta con normas no escritas como que sea uno de los miembros con más antigüedad en la institución y que pertenezca al bloque mayoritario. En este caso, de nuevo, el conservador.

Magistrados que salen del alto tribunal

Francisco Pérez de los Cobos. Catedrático del Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, fue designado miembro del Tribunal Constitucional a propuesta del Senado en diciembre de 2010, aunque, como en los casos de Adela Asúa y el fallecido Luis Ignacio Ortega, el Real Decreto del nombramiento fue publicado en el BOE el 10 de enero de 2011. Bajo su presidencia, el TC dictó la sentencia que estimaba parcialmente el recurso que el Gobierno español presentó el 8 de marzo de 2013 contra la declaración soberanista de Catalunya;por unanimidad de todos los miembros del Pleno, consideró contrario a la Carta Magna, y por tanto nulo, el principio que definía al pueblo catalán como un sujeto político y jurídico soberano. En febrero de 2015, y también por unanimidad del Pleno, el tribunal declaró inconstitucional y nulo el decreto con el que el expresident de la Generalitat Artur Mas había convocado, el 9 de noviembre de 2014, una consulta popular no referendaria sobre el futuro político de Catalunya. Pese a que el TC la suspendió de forma preventiva, la misma acabó celebrándose, lo que está ahora en sede judicial.

Adela Asúa. Natural de Bilbao, es catedrática de Derecho Penal, procede del mundo universitario y tomó posesión como magistrada del Constitucional en 2011 con el apoyo de los socialistas. En 2013 fue nombrada vicepresidenta, un cargo que tiene una duración de tres años. Ha dirigido proyectos de investigación competitivos y de grupos reconocidos del Gobierno vasco y del Ministerio de Educación y Ciencia. Asúa se ha mostrado muy crítica con el pacto de PP y PSOE para renovar las plazas del alto tribunal sin esperar siquiera a que los parlamentos autonómicos presentaran a sus candidatos, lo que calificó de “totalmente improcedente”. También reclamó una mayor presencia de mujeres en este órgano, pues de 62 magistrados que ha tenido en toda su historia solo ha habido cinco mujeres, dos en la actualidad.

Luis Ignacio Ortega. Fallecido el 15 de abril de 2015, su puesto en el alto tribunal permanece vacante desde entonces. Catedrático de Derecho Administrativo, ejerció la docencia en la Universidad Complutense de Madrid y dirigió el Centro de Estudios Europeos Universidad de Castilla-La Mancha entre 1993 y 2011. También fue autor de varios libros y participó en numerosas publicaciones colectivas, al tiempo que escribió más de 80 artículos en revistas nacionales e internacionales. Ortega se incorporó al Tribunal Constitucional en 2011 a propuesta del Senado.

María Luisa Balaguer

Apoyada por Susana Díaz

Catedrática de Derecho Constitucional, su nombre fue sugerido, con el de Cándido Conde-Pumpido, por la Gestora socialista a sus grupos parlamentarios. Le han dado su apoyo las cámaras de Andalucía, Castilla-La Mancha, Canarias y Murcia. Forma parte del Consejo Consultivo de Andalucía y es la apuesta de la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

Cándido Conde-Pumpido

Provoca reticencias en el PP

Pese a ser uno de los aspirantes promovidos por la Gestora del PSOE, su candidatura solo sido aprobada por un parlamento regional, el de Madrid. El pasado de Conde-Pumpido como fiscal general del Estado durante los mandatos de Zapatero, entre 2004 y 2011, genera reticencias en el PP. Actualmente es el magistrado más antiguo de la Sala Segunda del Supremo.

Ricardo Enríquez

Miembro del tribunal desde 2014

Ya forma parte del Constitucional, donde entró en marzo de 2014 en sustitución del fallecido Francisco Hernando, pero el PP busca prorrogar su mandato. Han apoyado su candidatura las Cámaras regionales de Extremadura, Andalucía, Cantabria, Castilla y León y Madrid. Anteriormente presidió la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Supremo.

Otros candidatos del PSOE

Teresa Conde-Pumpido. Magistrada de la Sala de lo Social del TSJ de Galicia, propuesta por dicha Cámara.

Alicia Millán. Titular de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ de la Comunidad Valenciana.

Oliver Araujo. Catedrático de Derecho Constitucional, propuesto por el Parlamento balear.

Ángel Juanes. Expresidente de la AN y actual vicepresidente del CGPJ y el TS, apoyado por Extremadura.

Lourdes López. Catedrática de Derecho del Trabajo por la Universidad de Cantabria.

Félix Azón. Exvocal del CGPJ, situado en la terna por Aragón.

José Manuel Tejerizo. Doctor en Derecho por la Universidad de Bolonia, votado por Castilla y León.

Otro candidato del PP

José Manuel Sieira. Magistrado elevado por los populares en Galicia.

Otros candidatos

Susana Gisbert. Fiscal y portavoz de la Fiscalía de Valencia, aspirante por impulso de Podemos.

Ignacio Espinosa. El candidato del partido morado en La Rioja.

Manuel Pulido. Letrado del Parlamento navarro propuesto por UPN.