Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
El líder del PDeCAT denuncia un “juicio político”

Homs alerta de que una condena por el 9-N sería "el fin del Estado español"

Asegura que una respuesta penal trasladaría el mensaje de que “la democracia puede ser castigada con el Código Penal”

Lunes, 27 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

El diputado de PDeCAT y exconseller de Presidencia de la Generalitat de Cataluña Francesc Homs, junto a su esposa, el expresidente catalán Artur Mas y el conseller de Asuntos Exteriores de la Generalitat, Raúl Romeva, entre otras personas, mira el reloj a

El diputado de PDeCAT y exconseller de Presidencia de la Generalitat de Cataluña Francesc Homs, junto a su esposa, el expresidente catalán Artur Mas y el conseller de Asuntos Exteriores de la Generalitat, Raúl Romeva, entre otras personas, mira el reloj a su llegada al Tribunal Supremo. (EFE)

Galería Noticia

El diputado de PDeCAT y exconseller de Presidencia de la Generalitat de Cataluña Francesc Homs, junto a su esposa, el expresidente catalán Artur Mas y el conseller de Asuntos Exteriores de la Generalitat, Raúl Romeva, entre otras personas, mira el reloj aEl exconseller de la Presidencia Francesc Homs llega a la sede del TSJCat

MADRID. El ex consejero de Presidencia de la Generalitat y actual diputado Frances Homs ha llegado este lunes a la sede del Tribunal Supremo arropado por un centenar de personas, entre ellos el ex 'president' Artur Mas y miembros del actual Gobierno, que portaban una urna de cartón gigante.

Homs será juzgado por la organización de la consulta independentista del 9N, por presuntos delitos de prevaricación y desobediencia después de que el Tribunal Constitucional afirmase que la consulta no podía celebrarse. Su condición actual de diputado obliga a que sea el Supremo quien le juzgue.

El diputado ha llegado al Supremo sobre las 9.40 horas acompañado por una comitiva que coreaba "habrá independencia" y ha recibido un aplauso abrazos de su sus compañeros de partido, entre ellos Artur Mas, la portavoz del Govern, Neus Munté;el portavoz parlamentario de Junts pel Sí, Jordi Turull y otros como el diputado de ERC Gabriel Rufián.

Homs y la comitiva se habían dado cita poco antes en la Plaza del Rey, a unos 700 metros de la sede del tribunal, donde se han hecho una foto de familia y han cantado el himno de Cataluña.

Los concentrados han hecho el recorrido con una urna de cartón gigante que han traído desde Barcelona y que prevén pasear este lunes por las calles de Madrid. Muchos de ellos llevaban carteles con consignas en inglés, como "Love democracy", "votar es democracia", "somos una nación, seremos un Estado" y urnas de cartón con la leyenda "I want to be free".

"EL FIN DEL ESTADO" El portavoz del PDeCAT en el Congreso, Francesc Homs, afirmó ayer que si el proceso judicial por el 9-N acaba en condenas será “el fin del Estado español”, porque se verá que “la democracia puede ser castigada con el Código Penal”, y basará su defensa en las “contradicciones” de la Fiscalía.

En la víspera de ser juzgado en el Tribunal Supremo por su papel en la organización de la consulta soberanista del 9-N de 2014, Homs compareció en rueda de prensa para denunciar que lo que afrontará hoy es “un juicio innegablemente político”.

Homs, que se siente “un mero soldado de una causa” y está convencido de tener una “muy sólida argumentación jurídica” frente a las “contradicciones flagrantes” de la Fiscalía, remarcó que ya hay una “respuesta política” al proceso soberanista, que es un “no a todo” por parte del Estado, y una “respuesta constitucional”, según la cual el Estatut refrendado en 2006 “no cabe en la Constitución”.

Según Homs, la sentencia del Supremo será el “diapasón” que “marcará el tono” de la respuesta penal al 9-N, pero, ya sea absolución o condena, el Estado “lo tiene mal”.

Si absuelven a los acusados, “a nadie se le pasará por la cabeza decir que no se puede hacer un referéndum”, mientras que, si hay condenas, el mensaje será que “en el Estado español la democracia puede ser castigada con el Código Penal”, algo “imposible de defender en un Estado democrático y de derecho”.

“Si hay una respuesta penal ante un proceso cívico, democrático y pacífico, es el fin del Estado español. Si debe acabar respondiendo por la vía penal, es que el Estado español se ha perdido y ha perdido”, advirtió Homs.

En caso de que los acusados -Homs será juzgado en el Supremo, mientras que Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau ya lo han sido en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por el 9-N- sean condenados, “la respuesta de Catalunya debe de ser la misma” que hasta ahora: “seguir adelante, con una actitud democrática, pacífica, inclusiva”.

En este proceso judicial, según Homs, “quien está en falso desde el punto de vista del derecho es el Estado español, quien está violentando las reglas de juego es el Estado español”.

Como ya había anunciado, Homs señaló que utilizará en su defensa la argumentación de la misma Fiscalía, tanto “el escrito de la junta de fiscales de Catalunya, que concluyó que no había indicio de delito” en el 9-N, como las explicaciones que le dio el fiscal al archivar su denuncia contra el Gobierno central por incumplir determinadas sentencias del Tribunal Constitucional (TC).

“Cuando el Gobierno de España manifiestamente incumple sentencias del TC no es delito de ningún tipo”, protestó Homs, que ve aquí una “doble vara de medir cada vez más descarada” de la Fiscalía, que incurre en “contradicciones” que a su juicio “ponen de manifiesto que hay una intención política detrás”, al perseguir a los acusados “en función de la ideología”, como en una “república bananera”.

En la hipótesis de que haya condena, se mostró dispuesto a presentar recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

“mentiras artificiosas”Por otra parte, Homs no dio “ninguna credibilidad” a las nuevas informaciones sobre el supuesto cobro de comisiones ilegales del 3% en CDC, “vista la experiencia” de las “mentiras artificiosas” vertidas en los últimos años contra su partido.

Homs recordó que ya en vísperas de las elecciones catalanas de 2012 aparecieron publicadas informaciones sobre presuntas cuentas de Artur Mas en Suiza y, aunque luego “se acreditó que era falso”, la intención era “generar dudas”.

Para Homs, la aparición de estas informaciones que involucran a Mas en el 3% “tiene pinta de que no es casual”, ya que llegan justo antes de su juicio por el 9-N en el Tribunal Supremo. - Efe