Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Todos los derechos para todas las personas

más de medio millar de manifestantes reclaman medidas para asumir ya una “acogida real” a los migrantes y refugiados

Un reportaje de Amaia Rodríguez Oroz. Fotografía Patxi Cascante - Lunes, 27 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Todos los derechos para todas las personas, Ninguna persona es ilegal, España tiene las manos manchadas o Nativa o extranjera, la misma clase obrerafueron algunas de las consignas que se corearon ayer durante la manifestación convocada por la Iniciativa Ciudadana de Acogida en Navarra, en la que cerca de 700 personas defendieron el “derecho a migrar para todas las personas, ser acogidas en condiciones y con todos los derechos”. Encabezados por una pancarta en la que se leía No a la Europa fortaleza, Migrante eta Errefuxiatuak Ongi Etorri, los manifestantes recorrieron las calles de Pamplona, desde la antigua estación de autobuses hasta la plaza de la Libertad, y durante el transcurso de la marcha se escenificaron algunos momentos clave por los que pasan los migrantes y refugiados, desde la huida de su país de origen hasta la muerte de muchas de estas personas en su intento de cruzar el Mediterráneo. Para finalizar, se realizó una interpretación del derribo de los muros con lo que estos se encuentran en su llegada a Europa, como símbolo de lo que debería ser una acogida real.

La movilización, en la que participaron iniciativas ciudadanas de Pamplona, Estella, Tafalla, Villava, Barañáin y Help-Na, forma parte de una jornada de protestas a nivel europeo bajo el mismo lema de la pancarta: No a la Europa fortaleza. Antes de comenzar con el recorrido, el representantes de Pamplona Ciudad de Acogida Iñaki Redín pidió al Gobierno de Navarra que reclame al Estado “que les dejen asumir competencias y hacer una acogida real ya”, y acusó a los gobiernos de “mirar para otro lado aún cuando la gente está sufriendo verdaderas calamidades”, aludiendo que “las competencias son de otros”. “Tenemos que dejar de hablar y pasar a la acción”, reivindicó, y señaló que “en Navarra hay muy pocos refugiados acogidos” y que “hay posibilidades reales de acoger a más personas”, por lo que instó al Ejecutivo foral a “dar un paso al frente”.

‘performances’ en el recorridoDesde el inicio del recorrido, un grupo de personas representaron la huida de los refugiados, cargados con las pocas pertenencias que pueden portar y enfrentándose a quienes les impiden el paso. De esta manera, quisieron dejar constancia de que migran porque es su derecho, porque las guerras matan, el sistema capitalista oprime y por el machismo, entre otras razones. Y en esa huida, en ese camino a Europa, se encuentran con “políticas represivas” que les criminalizan y les quieren convertir en “simples números”.

En Merindades, los manifestantes desplegaron una gran tela azul que simulaba el mar para denunciar que “en 2016 más de 5.000 personas fueron asesinadas en el Mediterráneo a mano de las políticas criminales de la Unión Europea en materia de migración”. Equipados con chalecos salvavidas, mostraron los esfuerzos que los refugiados hacen cada día por llegar a Europa y las muertes en el camino, reflejadas con cuerpos sobre la calzada. Mientras tanto, una personas refugiada recordó que “la gente sigue muriendo” y “sufriendo”.

La marcha finalizó en la plaza de la Libertad, donde los manifestantes derribaron un muro simbólico de cajas en las que había escritos mensajes a favor de la acogida. Allí, Iñaki Redín y Batirtze Cabello, otra representantes de Pamplona Ciudad de Acogida, leyeron un comunicado con el que exigieron a las instituciones “una acogida real ya”. Asimismo, exigieron a la Unión Europea y al Gobierno central “el derecho a migrar de todas las personas” y a “ser acogidas en condiciones”. También reclamaron poner en marcha “operaciones de rescate y salvamento eficaces” y el establecimiento de “vías seguras” para las personas que intentan llegar a Europa.

Igualmente, reivindicaron un protocolo especial para los menores no acompañados que llegan a Europa, la “eliminación inmediata de FRONTEX y sus labores de vigilancia y represión en las fronteras”, el cumplimiento de “los cupos de acogida” y la ampliación del número de plazas de asilo, así como la “supresión de los acuerdos entre la UE con otros países para la externalización de las fronteras”. Finalmente, exigieron el “fin de las devoluciones en caliente”, el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) y el “fin de las deportaciones”.