¿Fuego amigo o enemigo?

El valle de baztan ha pasado de ser el peor a un ejemplo a seguir en limpieza forestal a base de quemas controladas

Un reportaje de Lander Santamaría. Fotografía Juan Mari Ondikol - Lunes, 27 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Un bombero arriesga su vida para intentar sofocar un incendio provocado a incontrolado.

Un bombero arriesga su vida para intentar sofocar un incendio provocado a incontrolado.

Galería Noticia

Un bombero arriesga su vida para intentar sofocar un incendio provocado a incontrolado.

Episodios municipales

Hace nada, no han pasado ni 48 horas desde que mientras Elizondo disfrutaba de su juerga de carnaval, una o más personas anónimas insistían en su intento reiterado y digno de mejor causa de prender fuego en Abartan. Lo que, por humedad y ausencia de viento, tampoco lograrían en esta ocasión. Estamos en invierno, época aquí de contadas lluvias, una vez y aparentemente pasados los peores rigores meteorológicos, y todavía quedan, por fortuna cada vez más contados, quienes persisten en viejas prácticas y además nocturnas de quemas de matorral con la intención de que en primavera broten nuevos pastos, lo que no hace falta decir que es más que peligroso y puede acarrear graves consecuencias.

Han pasado 17 años desde que cinco personas de tres matrimonios que paseaban por el monte al otro lado de la vertiente pirenaica, en la Baja Navarra y en concreto en Esterenzubi, cuando se vieron rodeados por el fuego enemigo, prendido de abajo arriba, avivado por el viento y dejado al albur de los vientos, y murieron víctima de las llamas mientras la sexta del grupo sobrevivía con gravísimas quemaduras. Al otro lado, en esa otra Navarra nuestra tan cercana como olvidada, se mantienen estas costumbres pastoriles a las que no se pone coto y pudimos observar a este lado, cuando el fuego superó el cordal, la neblina humeante invadió Baztan y Urritzate hasta las proximidades del caserío Bidegorrieta aunque no corrió peligro.

Aquí en el Valle de Baztan, merced a una continuada labor informativa y de sensibilización, son puntuales y mínimas las acciones incontroladas, lo que ha contribuido a que de ser uno de los municipios más castigados por las quemas provocadas, se haya pasado a constituir un ejemplo. De 2001 a 2010 se produjeron 399 incendios con una superficie calcinada de 2747,43 Has, siendo 450,25 Has de superficie arbolada y 2297,18 Has de desarbolada, y el suelo quemado representaba el 7,355% de la extensión municipal.

Esas cifras lamentables, que incluyeron algunos daños personales, se quedan afortunadamente muy lejos gracias a la labor del guarderío de Montes, los bomberos del Parque de Oronoz Mugairi y la ayuda de efectivos del Eprif (Equipos de Prevención de Incendios Forestales) que cumplen 20 años acudiendo a ayudar a sofocar fuegos incontrolados, a colaborar en quemas controladas que solicitan ganaderos y pastores y desarrollar campañas de concienciación sobre el peligro que supone un monte ardiendo. En esta temporada, todo a una, están llevando a cabo a plena satisfacción quemas programadas de limpieza de montes, particularmente en el entorno de Arraioz, lo que el año pasado no pudieron hacer por las inclemencias del tiempo, lo que es de agradecer. Aunque persistan actitudes que, con riesgo personal y ajeno, sigan ajenos al peligro que supone el fuego.

cosas de la vida

Maltrato. De buena tinta de calamar se sabe que tras la polémica por exhibición de animales muertos en el carnaval de Ituren y Zubieta, un grupo animalico navarrico va a denunciar de la forma más energéticamente enérgica posible la exhibición en los desfiles del macho cabrío de la Legión. Se sospecha que el mencionado es insumiso y antimilitarista y más de una vez ha sido obligado a desfilar contra de su voluntad. Por exhibicionismo.

el párrafo

“¡quéjate tú, cabrón!”

Es la Guerra (In)Civil española y dos elementos le llevan a dar el paseo a un tercero. “Era de madrugada, y en Castilla. Corría un aire cortante cuando los tres se encaminaban al sitio designado para la ejecución. -- ¡Qué frío! -maldijo uno de los acompañantes- ¡Qué barbaridad!. --¡Horrible! -asintió su compañero. El condenado a muerte quiso mostrar que, a pesar de su situación, podía comentar el tiempo como cualquier otro. --Es verdad. Esto no hay quien lo aguante... Uno de los asesinos le miró torvamente. --¡Quéjate tú, cabrón, que no tienes que volver!. (Fernando Díaz-Plaza, El español y los 7 pecados capitales). Espeluznante.

de aquí

Carnaval. De Irurita: “Muy poco ha sido el culto que se le ha tributado a Momo en estos días. Los carnavales han pasado desapercibidos”. De Arizkun: “Sin que se registrara nota discordante han transcurrido los tres días de carnaval”. De Lekaroz: “Con ocasión del carnaval, los colegiales representaron la obra Ibañeta, del P. Calasanz de Urdax”. Fue en 1917, hace 100 años.