se repartieron cerca de 16.000 unidades

Aceite, tostada y defensa del medio rural se dieron cita en Arróniz

Miles de personas participaron en la fiesta del ‘oro líquido’ del Trujal Mendía

Maite González - Lunes, 27 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Un momento de la degustación de tostadas con aceite, ayer en el Trujal Mendía de Arróniz.

Un momento de la degustación de tostadas con aceite, ayer en el Trujal Mendía de Arróniz. (Maite González)

Galería Noticia

Un momento de la degustación de tostadas con aceite, ayer en el Trujal Mendía de Arróniz.El pregonero y los nuevos caballeros y damas de la Orden de la Oliva y de la Tostada de Arróniz, con las autoridades.Javier Díaz Zalduendo pronunció un emocionante pregón.El Coro de Voces Graves de Pamplona fue reconocido.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

arróniz- Arróniz celebró ayer con un sol resplandeciente el Día de la Tostada, que reunió a miles de personas atraídas por el producto estrella de la localidad, el aceite de oliva virgen extra del Trujal Mendía. Todo aquel que lo quiso pudo degustar las tostadas empapadas con aceite de oliva y acompañadas al gusto por ajo, sal o azúcar. Ayer se repartieron 16.000 unidades. En el marco de la fiesta tuvo lugar el XIV Capítulo de la Orden de la Oliva de Navarra y de la Tostada de Arróniz.

Así, a mediodía se sucedieron los actos oficiales, que se iniciaron con el saludo del alcalde de Arróniz, Ángel Moleón, que dio la bienvenida a todos los asistentes y reivindicó la necesidad de apostar por los pueblos y el desarrollo rural. “Debemos potenciar nuestros pueblos, los amamos y queremos vivir en ellos”, manifestó Moleón. El alcalde valoró el papel de toda la localidad de Arróniz y de los 5.000 olivareros de toda la Zona Media de Navarra que forman parte de la cooperativa del Trujal Mendía.

A la intervención del primer edil sopicón siguió un sentido pregón de Javier Díaz Zalduendo, jefe de cocina del Restaurante Alhambra de Pamplona y natural de Arróniz, que emocionó a los presentes por su cercanía y sus referencias a sus vivencias, a Arróniz y a la vida en los pueblos. “En mi memoria siempre guardo recuerdos, olores, a romero, a manzanilla, a espliego, a fresas o a cerezas, a higueras y a juegos entre olivos, así como ese olor y sabor de los guisos de mi abuela. Siempre guardo las imágenes de la recogida de la oliva y de cómo se agolpaban nuestros paisanos en el trujal antiguo con los cunachos repletos de aceitunas”, rememoró Javier Díaz. Este cocinero aseguró que en sus fogones y en su vida diaria “siempre está presente el aceite del Trujal Mendía”.

Al pregón de Javier Díaz siguió un reconocimiento a la propia almazara sopicona, que ha cumplido 25 años. El alcalde entregó un detalle al presidente del trujal, Pedro Luis González Castillo, que recordó que a lo largo de esta andadura “se ha multiplicado por ocho la producción”.

Asimismo, en el acto de ayer se nombró entidad de mérito en la persona de su director, José Miguel Aguirre Baines. al Coro de Voces Graves de Pamplona, que lleva años amenizando con sus notas esta fiesta.

nuevos miembrosDespués llegó el momento de nombrar nuevos caballeros y damas de la Orden de la Oliva de Navarra y de la Tostada de Arróniz, en unos actos en los que ejercieron de maestros de ceremonias el gran prior de la orden, Jesús Mª Astráin Fabo, y el gran maestre, el propio presidente del trujal, Pedro Luis González.

En este capítulo se reconoció a Carlos Esparza, presidente de la Bodega Cooperativa de San Adrián y de Agralco de Estella y a los chefs Xabier Gutiérrez (Restaurante Arzak de San Sebastián), Jesús Almagro (Restaurantes Canseco y Mesteño de Madrid), Patxi Ezeiza (Zaldiaran de Vitoria-Gasteiz), Pilar Idoate (Europa de Pamplona) y Jesús Sánchez (Cenador de Amós de Cantabria). Asimismo, fueron nombrados caballeros el presidente de la DO Navarra, David Palacios y el árbitro de Primera División e Internacional Alberto Undiano. Además, se distinguió como restaurante de calidad al Zaldiaran de Vitoria.

Los nuevos integrantes de la orden cataron el aceite y recibieron la medalla y el diploma de la entidad. Tras prestar juramento, recibieron el espaldarazo con la vara de olivo de manos de Jesús Mª Astráin.

El acto se cerró con la intervención de la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, Isabel Elizalde, que se mostró contenta “por saber que con nuestros productos somos capaces de hacer cosas maravillosas. Los 5.000 socios del trujal tenéis el reto de seguir con la elaboración de este aceite y nosotros como administración os tenemos que apoyar”, manifestó la consejera, que esperó que el consumidor “entienda la importancia que tiene consumir los productos que se hacen en nuestros pueblos”, señaló Elizalde.