El carnaval invade navarra

La creatividad reina en el Domingo de Piñata del carnaval de Tafalla

Mañana concluirán las fiestas con la quema del coronel Lagunero y la entrega de premios a los mejores disfraces

Carmelo Armendáriz - Lunes, 27 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Los gansters tomaron los espacios públicos de la ciudad.

Los gansters tomaron los espacios públicos de la ciudad. (CARMELO ARMENDÁRIZ)

Galería Noticia

Los gansters tomaron los espacios públicos de la ciudad.Las calles de Tafalla se convirtieron en el punto de reunión de todo tipo de personajes.Un grupo de pescadores muestra la captura que acaban de realizar en aguas del Cidacos.Esta cuadrilla aprovechó para reivindicar los derechos ‘familiares’ de los mayores.Este simpático grupo de gambas no dudó en terminar la paella en la calle.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

tafalla- La ciudadanía tafallesa dejó muestras durante el pasado fin de semana de sus ganas de diversión protagonizando unos alegres y vistosos carnavales haciendo uso de originales y sorprendentes disfraces y participando de un modo masivo en rondas, desfiles y en los diferentes actos programados para la ocasión por la Comisión Municipal de Juventud y una Comisión de Carnaval en la que están integrados representantes de las Peñas y de varios colectivos juveniles.

El acto más colorista del carnaval tafallés se vivió un año más en la ronda que se organizó al mediodía de ayer Domingo de Piñata con un desfile en el que cientos de personas, acompañadas de varias formaciones musicales, recorrieron algunos de los barrios de la zona más norteña de la ciudad. Este año, la Comparsa de Gigantes y Cabezudos del Ayuntamiento no participó en la ronda como venía haciendo desde hace más de una treintena de años, y en su lugar desfilaron los componentes de la Comparsa de Asier Marco, acompañados a su vez de bandas de gaiteros, la txaranga Malatxo y el grupo de batucada Batuklang.

personajesEntre la variopinta multitud destacaron algunas cuadrillas, como la que llevaba una gran paella gigante o una que representaba un elegante banquete con mesa incluida. Otras conformaban un completo equipo de tenis de mediados del siglo pasado, otros optaron por asemejarse a la romería del Rocío y también hubo quienes realizaron un acrobático montaje circense, mientras otra cuadrilla se mostraba más reivindicativa denunciando la existencia de muros que separan a los pueblos o exigiendo los derechos de las personas mayores. A todos ellos se sumaron decenas de personajes como vaqueros, indios, chinos, gánsters o jardineros con los más sorprendentes y originales disfraces.

Por la tarde, la jornada dominical se completó con una sesión de baile infantil en la discoteca Kube, a partir de las 17.00 horas, una nueva ronda callejera desde las 18.00 horas con la txaranga Jaialdi y una hora más tarde se sumó a la fiesta la electrotxaranga Elektrozarata.