May restingrirá la libre circulación de inmigrantes de la UE

Londres planea activar la medida en un mes, coincidiendo con el inicio del proceso del ‘brexit’

Martes, 28 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:06h

londres- La primera ministra británica, Theresa May, espera anunciar el fin de la libre circulación para los nuevos comunitarios que quieran entrar en el Reino Unido el mismo día que active el brexit el mes próximo, reveló ayer el Daily Telegraph.

La intención de la premier británica choca frontalmente con la postura de Bruselas, que está presionando para que el “corte” efectivo de la inmigración de la UE sea en el 2019, cuando se consume la salida del Reino Unido.

La intención de May es poner una “fecha límite” para la entrada de inmigrantes de la UE que probablemente coincidirá con el momento mismo del “pistoletazo” de salida, que podría llegar el 9, el 15 o el 30 marzo, según las diferentes versiones que han circulado hasta la fecha. “Theresa entiende que si queremos recuperar el control, tenemos que asumir el mando desde terreno alto”, expresó exministro de Pensiones y Trabajo Iain Duncan Smith.

El Gobierno británico pretende que todos los inmigrantes de la UE que entren en el país después de marzo se equiparen legalmente a los inmingrantes extracomunitarios, que estén sujetos al mismo régimen de visados de trabajo y no tengan acceso a la asistencia sanitaria y social como hasta ahora.

Theresa May sigue descartando entre tanto la posibilidad de reconocer los derechos a los más de 3 millones de inmigrantes de la UE que están en suelo británico mientras no tenga garantías de un “acuerdo de reciprocidad” con los otros 27 países de bloque para garantizar los mismos derechos a los expatriados británicos.

la ‘rebelión’ de los loresLa Cámara de los Lores aspira sin embargo a aprobar esta misma semana una enmienda para forzar a May a que reconozca unilateralmente los derechos de los inmigrantes europeos que están ya en el país. La propuesta impulsada por los lores próximos al Partido Laborista y la Partido Liberal-Demócrata tiene todos los visos de contar también con el apoyo de decenas de conservadores. La rebelión de los lores pretende también forzar a Theresa May a someter a una votación parlamentaria en las dos cámaras el acuerdo final del brexit, previsiblemente en el plazo de dos años. - Efe/D.N.