El Consistorio y las bibliotecas de Pamplona, por la lectura en euskera

|

Miércoles, 1 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

pamplona- Irakurri, gozatu eta oparitu (Lee, disfruta y regala)es una campaña que Euskaltzaleen Topagunea organiza en cuarenta localidades para fomentar la lectura de libros en euskera. Este año el Ayuntamiento de Pamplona, las bibliotecas públicas y varias librerías se van a sumar a este programa. Consiste esencialmente en premiar la retirada en préstamo en las bibliotecas de un libro de euskera, y su consiguiente lectura, con un cheque de compra por valor del 35% del precio que se podrá canjear al comprar un libro en euskera en las librerías de Pamplona que se adhieran al programa.

Se desarrollará del 20 de marzo al 31 de mayo, aunque la validez de los cheques de compra se ampliará hasta el 10 de junio. El funcionamiento del programa es sencillo. Las personas interesadas, haciendo uso del servicio de préstamos de las bibliotecas, cogen un libro en euskera y se lo llevan para leerlo. Una vez terminado, lo devolverá a la biblioteca y allí rellenará una ficha con cuatro preguntas genéricas acerca del libro que ha leído. Al completar la ficha, se le entregará el cheque de compra para poder adquirir en una librería un libro en euskera un 35% más barato.

Está excluida la compra de libros de materias escolares, diccionarios, gramáticas, enciclopedias... Y también está limitado el número de cheques por persona a cuatro, dos en el mes de abril y dos en el mes de mayo. En esos meses se realizarán, además, sendos sorteos de cinco cheques de 30 euros canjeables por libros en euskera entre las personas usuarias de este programa. Se ha ofrecido la posibilidad de participar a todas las librerías de la ciudad y se editará un díptico informativo con aquellas que finalmente se hayan adherido y en las que, por tanto, se puedan canjear los cheques. El coste del programa para el Ayuntamiento asciende a 7.199,50 euros, IVA incluido.

Entre los objetivos, el programa pretende impulsar el hábito de la lectura entre la ciudadanía, reivindicar el placer de leer y posibilitar que ese placer se comparta y se convierta en un regalo. La lectura, como práctica individual y personal, se convierte así en canal de socialización. Asimismo, se visibiliza la literatura en euskera, promocionándola y ofreciendo ventajas para poder llegar a ella. El programa supone también una promoción del uso de las bibliotecas públicas y de las librerías de la ciudad que pueden aumentar sus ventas. Se han adherido al programa Abárzuza, Elkar Comedias, Elkar Larraona, Auzolan, Katakrak, Karrikiri, Chundarata, Tartalo, Zazpi y Colorín y Colorado. - D.N.