El Ayuntamiento de Villava ofrece un piso municipal en Joaquín Puy para acoger hasta a seis refugiados

Atiende la propuesta de Amnistía Internacional
Presenta al plan trienal foral la reforma de las piscinas de Martiket y la adecuación de nuevas salas del gimnasio

A. Ibarra Oskar Montero - Miércoles, 1 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

El alcalde encabeza la sesión de ayer.

El alcalde encabeza la sesión de ayer.

Galería Noticia

El alcalde encabeza la sesión de ayer.

VILLAVA- El Ayuntamiento de Villava se compromete a destinar una vivienda de su propiedad en la calle Joaquín Puy para dar acogida a hasta seis personas refugiadas. Así lo acordó ayer en sesión plenaria donde hizo suya una declaración institucional a propuesta de Amnistía Internacional para que el Estado cumpla los compromisos adquiridos con la Unión Europea en materia de refugiados. La vivienda será rehabilitado con cargo a los presupuestos de este año, y en principio se habilita su estancia en una primera fase de acogida para seis meses. En esta petición se solicita que se agilice de manera significativa el proceso de traslado de personas refugiadas en España mediante su reubicación, que se cumpla en el plazo previsto los compromisos acordados con la UE de acoger a 17.337 personas;establecer un Plan de Acogida e Integración estatal en el cual participen todas las administraciones autonómicas y locales, que recoja medidas concretas tales como la revisión de la legislación y la práctica en materia de asilo y el desarrollo de una comunicación fluida y directa con todas las administraciones, autonómicas y locales a través de reuniones periódicas con la Comisión Interministerial creada para dar respuesta a la crisis.

Según los datos del Alto Comisionado para los Refugiados de las Naciones Unidas, hay más de 65 millones de personas desplazadas en todo el mundo, y 21 millones son refugiadas, un 50% son mujeres y niños y niñas. Por este motivo, según AI, España tiene que asumir y cumplir el compromiso de acoger a 17.337 personas (no llegan a 700).

El Consistorio también conoció las obras que se han incluido al último plan de inversiones del Gobierno de Navarra. En concreto, se contemplan cuatro acciones en edificios municipales. En primer lugar, la instalación de ascensor en las piscinas de Martiket y la eliminación de barreras, así como la subdivisión de espacios (cuatro) en las dos salas de gimnasio. También se prevé la reforma de la envolvente térmica en la escuela Atargi, reforma del zaguán y adaptación de baños. En el caso de la escuela infantil Amalur, las obras consisten en la instalación de envolvente térmica y accesibilidad. De la mano de la Mancomunidad se quiere llevar a cabo la pavimentación y renovación de redes en San Andrés.

Por otro lado, los ediles también rechazaron las dos mociones de UPN, una contra el cambio de la Ley de Símbolos, reforma que despenaliza la presencia de la ikurriña en las instituciones, y otra sobre las becas universitarias. En ambos casos , con el voto en contra de EH Bildu, Geroa Bai e IE, y la abstención del PSN. Por unanimidad salió la declaración sobre el 8 de marzo donde se manifiesta el compromiso a seguir impulsando políticas de igualdad desde lo local y poner en marcha acciones dirigidas a lograr la igualdad y de apoyo al movimiento feminista.