Sangüesa solicitará su incorporación a la zona mixta

EH Bildu respaldó la moción de la gobernante APS y la AISS votó en contra

M. Zozaya Elduayen - Miércoles, 1 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Alcalde y concejales de APS y EH Bildu levantan su mano en favor de la inclusión en la zona mixta.

Alcalde y concejales de APS y EH Bildu levantan su mano en favor de la inclusión en la zona mixta. (M. Zozaya)

Galería Noticia

Alcalde y concejales de APS y EH Bildu levantan su mano en favor de la inclusión en la zona mixta.

sangüesa/zangoza- Con los seis votos de APS y los 2 de EH Bildu, el Ayuntamiento de Sangüesa remitirá al Gobierno su solicitud de incorporación a la denominada zona mixta en favor de la igualdad de oportunidades y del uso del euskera, según el acuerdo alcanzado ayer en el pleno ordinario correspondiente al mes de febrero. La petición, sin embargo, no contó con el respaldo de cuatro de los cinco concejales de AISS (faltó Marta Sola), que votaron en contra.

Tras una breve sesión con sólo cinco puntos en el orden del día, el alcalde, Ángel Navallas, sometió a votación la urgencia de la moción y dio lectura a su argumentación, que partió desde la división de Navarra por la Ley Foral 18/1986 aprobada por el Parlamento sobre la regulación del uso normal y oficial del vascuence, en tres zonas: la vascófona, mixta y no vascófona, y marcó la política sobre el euskera, quedando afectados los derechos lingüísticos de municipios como Sangüesa. “En pro de este derecho, la diversidad e igualdad, y de la promoción del uso de euskera para la no discriminación y considerando de suma importancia la oficialidad del euskera en todo el territorio, el Parlamento aprobó en febrero del 2010 la ley de modificación que posibilitaba la ampliación de la zona mixta a varios municipios, siempre que lo acordaran por mayoría absoluta en sus respectivos plenos”, explicó Navallas.

En base a ello y con el fin de dotar de cobertura legal justa y para que Sangüesa no sufra el agravio comparativo, el Ayuntamiento acordó ayer instar al Parlamento y al Gobierno a tomar las medidas legislativas para su inclusión en la zona mixta. Además, trasladará el acuerdo a Euskarabidea y a los municipios colindantes.

La moción de la gobernante APS contó con el apoyo de EH Bildu, cuyo portavoz Rober Matxin, no dudó en calificar la decisión como “de un paso adelante” en favor del euskera, y fue aún más allá con su solicitud de derogación de la Ley del Vascuence, “porque estamos por la oficialidad y entendemos que todas las personas tienen el mismo derecho a usar la lengua, viven en Cadreita o en Bera”. Además, aseguró que su grupo seguirá luchando por ello, y adelantó que EH Bildu trabaja sobre una ordenanza en esta materia que presentarán en breve.

MINORITARIOPara la AISS, según dijo su portavoz, Javier Solozábal, el euskera sigue siendo minoritario en Sangüesa, según dijo, por los datos que obraban en su poder “aportados por el Instituto Navarro del Euskera , en Sangüesa lo hablan 500 personas de más de 5.000, y si es verdad que aumenta su uso, sigue siendo minoritario”, opinó. Añadió que su grupo entendía que Sangüesa cuida, protege el euskera y lo incluye de manera suficiente en su programación cultural debatida en la comisión de Cultura.

Su voto en contra de la moción, que tildó “de corta y pega”, lo justificó además en base a que “los derechos no eximen de las obligaciones por lo que habrá que ser consecuentes con esta decisión en futuras ofertas de empleo”. En su opinión, este acuerdo discriminará “a más del 88% de los sangüesinos que no lo hablan, por lo que no cuenta con la aprobación de la mayoría”, concluyó.

En otro orden de cosas, la sesión dio luz verde por unanimidad al inicio del procedimiento para la adjudicación de pequeñas parcelas comunales para su cultivo como huerto familiar para diez años y a la delegación de competencias en el concejo de Rocaforte para acometer obras de pavimentación y redes pluviales.