UPN, PSN y PP, juntos para que los ediles vayan a la procesión

Las tres formaciones respaldan que el Consistorio tudelano acompañe al Ángel

Fermín Pérez-Nievas Nieves Arigita - Miércoles, 1 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Irene Royo (PPN), José Ángel Andrés (PSN) y Carlos Moreno (UPN) el día de Santa Ana.

Irene Royo (PPN), José Ángel Andrés (PSN) y Carlos Moreno (UPN) el día de Santa Ana. (NIEVES ARIGITA)

Galería Noticia

Irene Royo (PPN), José Ángel Andrés (PSN) y Carlos Moreno (UPN) el día de Santa Ana.

tudela- UPN, PSN y PPN se unieron el lunes con sus votos, junto al del edil no adscrito José Ignacio Martínez, para defender que la corporación municipal esté presente en las procesiones del día del Ángel y de Santa Ana ya que “son los dos días más importantes de Tudela y trasciende al hecho religioso”. Por su parte, I-E, Tudela Puede y la CUP defendieron que esta decisión hace daño al propio acto del Ángel y acusaron a la formación regionalista, que presentó la moción, de “politizar uno de los actos más emblemáticos de la ciudad”.

El alcalde de Tudela, Eneko Larrarte, señaló que su grupo no acudiría a la procesión pero que, respetando la mayoría, si se aprobaba la moción (como así fue), convocaría a la corporación, lo que permitiría que saliera la bandera y el teniente de alcalde del PSN con el bastón de mando. Larrarte recordó que “antes había cinco actos oficiales, ahora dos. Lo digo para que se den cuenta de que la vida evoluciona”.

La portavoz de I-E, Sofía Pardo, recordó que “no sé a quién puede sorprender que nosotros queramos cumplir el código ético que firmó I-E en campaña. Es un intento de politizar este acto tan querido”. Por su parte Daniel López (Tudela Puede) resaltó que “están imponiendo una forma de pensar. La moción promueve comulgar con un credo que no es el mío. No me opongo a que vaya quien quiera ir. Hablan de representar a todos los tudelanos pero también hay que representar a los que creen que no debemos ir;el límite lo marca la laicidad”. Por su parte Gustavo Gil (CUP) destacó que el Consistorio debe promover actos “pero no protagonizarlos” y vio necesario separar “política y religión”.

Desde UPN, Carlos Moreno apuntó que “hay que representar a los tudelanos en lo que nos gusta y en lo que no. Hay una demanda clara de la ciudad de que debemos estar ahí en los dos días grandes de la ciudad”. En parecidos términos se manifestó el edil no adscrito José Ignacio Martínez, mientras por el PP, José Suárez defendió que “en nuestro país la separación de lo civil y de lo religioso es un hecho del que nadie duda. Entiendo nuestra presencia como respeto a una realidad histórica”. En términos parecidos se manifestó el socialista Carlos Gimeno que defendió la laicidad como un valor socialista y recordó que su secretaria general, María Chivite, votó en contra de la presencia del Ángel de Aralar en el Parlamento. Pese a ello votaron a favor de acompañar a la procesión. “Reivindico la laicidad como una esencia del PSN. El arraigo popular de la procesión del Ángel trasciende al hecho religioso”.

ikurriñasPor otra parte, el Ayuntamiento de Tudela aprobó rechazar la colocación de ikurriñas en las instituciones navarras, merced a los votos de las mismas formaciones, UPN, PSN y PPN (además del edil no adscrito). Las otras tres formaciones (I-E, Tudela Puede y CUP) se opusieron acusando a los regionalistas de hacer una “oposición de pataleta” y “buscar el rendimiento en temas polémicos”. El PPN señaló que defender la ikurriña “es querer que Navarra se integre como una provincia más”.

en corto

Nueva edil. Gloria González Soria juró el pasado lunes su cargo como nueva edil de UPN, sustituyendo en el cargo a Alicia Lasheras.

la frase

Carlos Moreno (UPN) “Esparza pasará a la historia como el alcalde que quitó la ikurriña y barkos y larrarte como quienes permiten que se ponga en el ayuntamiento”