Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
blanca, la mujer asesinada el 14 de enero

Expediente al policía de Burlada que no actuó ante el aviso del crimen de Blanca Marqués

Plantean sancionarle con una falta muy grave y dos graves, ahora en suspenso

Jesús Morales - Jueves, 2 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Portal de la vivienda de Burlada.

Portal de la vivienda de Burlada. (D.N.)

Galería Noticia

Portal de la vivienda de Burlada.

pamplona- El alcalde de Burlada, a la vista de un informe del jefe de la Policía Municipal, ha incoado un expediente disciplinario por la posible comisión de una falta muy grave y dos faltas graves al agente que no intervino ante el aviso de una testigo del asesinato de Blanca Esther Marqués Andrés, estrangulada por su pareja sentimental el pasado 14 de enero en el domicilio en el que convivían. El procedimiento disciplinario ha quedado en suspenso por decisión del propio alcalde hasta que se resuelva la causa judicial abierta por este crimen de violencia machista.

La incoación del expediente disciplinario, que ha sido comunicada por el Ayuntamiento de Burlada al Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Pamplona, fue notificada esta semana al propio agente afectado y a la Comisión de Personal del consistorio burladés, y tiene su origen en el informe confeccionado por el jefe de la Policía Municipal de Burlada, Egoi Beperet, a raíz de los hechos ocurridos el pasado 15 de enero.

En él se hace constar que sobre las 14.15 horas de aquel domingo acudió a las dependencias policiales una mujer para transmitir una información sobre un suceso que había observado durante la madrugada anterior. Según relató la propia testigo a este periódico, comunicó al agente que había visto un hombre introducir un bulto en un coche aparcado en doble fila, en la calle de Las Maestras. Le indicó asimismo que había visto que sobresalían unas zapatillas por debajo de la manta que envolvía lo que a ella le pareció en ese momento el cuerpo de una persona.

Esta información, que resultó ser el momento en el que autor confeso del crimen de Blanca Esther Marqués introducía el cadáver en un vehículo para deshacerse de él, fue recibida por el agente ahora expedientado, quien no la anotó en el parte de servicio ni la transmitió al responsable del servicio, según consta en el informe realizado por el jefe de la Policía Municipal, que también recoge que días después el agente remitió un correo electrónico a sus compañeros con “una versión diferente” a lo que había comunicado antes a la jefatura.

el procedimiento judicial, antesEstos hechos, por los que el propio agente tuvo que declarar ante la Policía Nacional en el marco de la investigación sobre el asesinato de Blanca Esther Marqués, podrían ser constitutivos de una falta disciplinaria muy grave del artículo 61.4 de la Ley de Policías de Navarra, consistente en “la violación del secreto profesional y la falta de sigilo que conozca por razón de su cargo, que perjudiquen el desarrollo de la labor policial o a cualquier persona”. Además, el jefe de la Policía Municipal plantea que podrían constituir dos faltas graves: una de ellas por “la grave desconsideración con los ciudadanos en el ejercicio de sus funciones” (Art. 60.4);y la otra, por “la omisión de dar cuenta a los superiores respectivos de cualquier asunto relacionado con su competencia que requiera su conocimiento o decisión urgente” (Art. 60.12).

El propio informe advierte que, al existir un procedimiento judicial relacionado con los hechos, de los que se pueden deducir otras posibles responsabilidades y la constatación o no de los mismos hechos, es pertinente paralizar el expediente disciplinario, en atención a las mayores garantías para el agente afectado, hasta que un órgano jurisdiccional se pronuncie.