Aprobado el nuevo reglamento y la estructura de la policía Municipal para acabar con su fractura interna

EH Bildu, Geroa Bai, PSN y Aranzadi votaron a favor de la medida, mientras que UPN e I-E se abstuvieron

EFE - Jueves, 2 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 20:53h

Dos agentes de la Policía Municipal de Pamplona.

Dos agentes de la Policía Municipal de Pamplona. (IBAN AGUINAGA)

Galería Noticia

Dos agentes de la Policía Municipal de Pamplona.

PAMPLONA. El Pleno del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado este jueves el reglamento de organización y funcionamiento de la Policía Municipal con la abstención de UPN e Izquierda-Ezkerra y los votos a favor de EH Bildu, Geroa Bai, Aranzadi y PSN.

Al reglamento se han incorporado cuatro enmiendas presentadas por Aranzadi, y también cinco de las presentadas por Izquierda-Ezkerra, que han recibido el voto contrario de UPN y el apoyo del resto de grupos.

El portavoz de EH Bildu, Aritz Romeo, ha destacado el "trabajo" realizado con "la plantilla, mandos, policías y sindicatos" desde septiembre de 2015 en "un camino no exento de dificultades" y que el reglamento incorpora importantes novedades en el plano "estructural y organizativo".

En el plano estructural, ha dicho Romeo, se han organizado en cuatro áreas ocho brigadas y ha deseado que la policía municipal sea "un servicio público, referencial y capaz de afrontar los retos", entre otros aspectos.

Romeo ha informado que su formación acepta las enmiendas de Aranzadi y, de las de Izquierda-Ezkerra, ha dicho que "comparten" las finalmente apoyadas, y que se "compromete" a incorporar el resto de enmiendas al plan director.

Por parte de Aranzadi, Laura Berro, ha indicado que el anterior modelo policial de Pamplona ha sido "represor e impositivo" y que no garantizaba "derechos universales y libertad de las personas" y que la mayoría de sus enmiendas van dirigidas a "democratizar el funcionamiento interno" de la policía municipal.

El socialista Eduardo Vall ha criticado que Aranzadi e Izquierda-Ezkerra se hayan "descolgado sobre lo que tanto ha costado elaborar", en referencia al reglamento, y que el mismo regula el funcionamiento interno de policía municipal y que, de esta forma, apoyan el "planteamiento de mayor proximidad".

La representante de Izquierda-Ezkerra, Edurne Eguino, ha leído las diez enmiendas presentadas por su grupo y ha invitado al resto de las formaciones a que se posicione sobre las mismas.

Iñaki Cabasés, de Geroa Bai, ha destacado la "dificultad de lograr un consenso", ha afirmado que el reglamento corrige materias que "tan mal han funcionado" en el pasado, y ha señalado que "todos comparten la necesidad de policía de proximidad".

La portavoz de UPN, Ana Elizalde, ha denunciado que en el proceso no han participado Aranzadi e Izquierda-Ezkerra, que "no se ha respetado" el trabajo de la policía, que "se llega a puntuar más el euskera que cualquier curso de capacitación" y que da la sensación de ser "un intercambio de cromos".