Reclaman más espacios verdes para La Milagrosa

Los menores y jóvenes que atiende Yoar elaboran un autodiagnóstico de este barrio y de Azpilagaña

Se quejan de la falta de comercios, inseguridad en ciertas zonas o el tráfico en el entorno de la UPNA

Jueves, 2 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Asiron, con los niños y jóvenes que atiende Yoar en Arrosadía y Azpilagaña, y trabajadores de la asociación.

Asiron, con los niños y jóvenes que atiende Yoar en Arrosadía y Azpilagaña, y trabajadores de la asociación. (Foto: cedida)

Galería Noticia

Asiron, con los niños y jóvenes que atiende Yoar en Arrosadía y Azpilagaña, y trabajadores de la asociación.

Pamplona- Yoar presentó el martes un trabajo que recoge las reflexiones, descripciones, sugerencias y peticiones realizadas por los menores y jóvenes que atiende la asociación en Arrosadía y Azpilagaña. Esta radiografía infantil y juvenil se centra en cuatro apartados: los recursos del barrio, el medio ambiente y la contaminación, las infraestructuras y, por último, la convivencia.

Respecto a los recursos, los menores reivindican espacios verdes de ocio, elementos de agua en la calle para poder jugar en verano o instalaciones deportivas para uso de todo el barrio, con precios accesibles en el caso de las piscinas de la zona. Asimismo, destacan las actividades y la labor del CCIS y de la asociación Yoar, y les gustan el cine al aire libre, la biblioteca o las fiestas del barrio. Se quejan de la falta de comercio en el barrio, de la inseguridad en ciertas zonas y momentos del día, del tráfico en el entorno de la UPNA y de que no haya ni instituto ni equipo de fútbol.

contaminación y ruidoEn cuanto al medioambiente, muestran su preocupación por la contaminación de los coches, por la falta de espacios verdes o por el ruido que se genera en la calle y en el entorno del campo del fútbol de El Sadar. Sobre infraestructuras, el autodiagnóstico repasa lo que tiene el barrio, pocas fuentes, aceras estrechas y en mal estado, pocos baños públicos y cierta oscuridad por falta de farolas. Piden construir más casas nuevas, renovar las viejas, más zonas de gimnasio y de columpios al aire libre, más semáforos en el carril bici y en la carretera, pasos de cebra semaforizados, una rotonda y semáforo en el cruce con Azpilagaña y que los semáforos no estén siempre ámbar de noche en la avenida de Zaragoza.

Al hablar de convivencia, creen que en el barrio hay gente buena y muchos niños y niñas, aunque también les dan miedo algunos comportamientos de personas concretas, como ladrones o personas borrachas, más si están conduciendo. En las conclusiones de este diagnóstico dicen que hay vandalismo, hablan de racismo y también de todas aquellas personas incívicas que no recogen los excrementos de los perros, tiran basura al suelo o arrancan las plantas de los parques y jardines. Asimismo, identifican las zonas más peligrosas del barrio vinculadas al tráfico como son la avenida de Zaragoza, cruce de Buenaventura Iñiguez y calle Blas de la Serna.

visita del alcaldeEl alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, respondió el martes a la invitación que la asociación Yoar le cursó en el primero de los foros de barrio de esta segunda fase (celebrado en el barrio de La Milagrosa el pasado 10 de enero) y acudió a visitar el CCIS de la Milagrosa para conocer la labor que se realiza y escuchar las conclusiones del autodiagnóstico que la población infantil y juvenil de Arrosadía y Azpilagaña ha realizado sobre sus barrios. La asociación Yoar, con más de dos décadas de trabajo sobre el terreno, gestiona actualmente el Servicio de Acción Preventiva Comunitaria en estos dos barrios de la ciudad y realizó el verano pasado un proyecto con los menores y jóvenes que acudían al centro a realizar actividades para que evaluaran y valoraran como se vive en el barrio desde su punto de vista.

El alcalde quiso conocer de primera mano la situación y las necesidades de la juventud, así como los retos a los que se enfrenta Yoar. En la visita estuvo acompañado de las monitoras Itsaso Aranguren, Zaira Iturbide y Oihana Lorea, así como del pre-monitor Nicolás Cretu, quienes explicaron al primer edil la transformación que ha vivido el barrio en los últimos años con la llegada de numerosa población inmigrante y el trabajo que se está haciendo para su integración, que no siempre ha sido sencilla. Por su parte, el alcalde felicitó a Yoar por su importante labor y charló con jóvenes que acuden a las actividades organizadas por la asociación. - D.N.