El delantero dijo que nadie preguntó nada

Luis Suárez: "La decisión de Luis Enrique se aceptó sin ningún problema"

EFE - Viernes, 3 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 11:48h

Luis Suárez.

Luis Suárez. (EFE)

Galería Noticia

Luis Suárez.

MADRID. El delantero uruguayo del Barcelona Luis Suárez asegura que el anuncio hecho por el entrenador, Luis Enrique Martínez, de que dejará el equipo azulgrana al final de temporada, "se aceptó sin ningún problema", aunque admite que "sorprendió un poco".

"Sí, la verdad es que sorprendió un poco. No nos lo esperábamos. Pero es una decisión que se entiende y se acepta. Es entendible por muchas cosas que han sucedido. La justificación de él es más que aceptable porque la función del entrenador es muy difícil, lleva muchas horas de trabajo. Necesita también disfrutar, es padre de familia. Los hijos están en su mejor momento y quiere también disfrutar de ellos. Se aceptó sin ningún problema", declaró Suárez en el programa de radio "El Transistor" de Onda Cero.

Suárez dijo que nadie preguntó nada. "No, porque cuando el entrenador renovó tampoco se le preguntó por qué renovaba. Así que ¿por qué le íbamos a preguntar ahora por qué no sigue?. Además todos somos lo bastante grandes para entender la situación y las decisiones de cada uno.

El delantero uruguayo recordó que desde niño se puso de novio con Sofía, su mujer. "Siempre lo digo, la ciudad que nos separó en su momento fue Barcelona y es la ciudad en la que deseamos estar juntos y en la que estamos más felices, que nos está dando muchas alegrías. Mi primera hija nació acá en 2010. Así que imagina las ganas que tenía uno de estar acá después de viajes, idas y vueltas y todo lo que tuvimos desde chicos, haciendo muchos esfuerzos, yéndonos a vivir con 19 años yo y ella con 16 a una ciudad como Groningen".

Ahora, cuando deja las llaves del coche a un "aparca" se acuerda de su niñez. "Siempre recuerdo y valoro. Yo era un niño cuando hacía eso y sé lo que se valora que alguien te deje 3, 4, 5 euros porque sé que lo necesitan. Mientras sea como me pasaba a mí, que era para comer y para sacar la familia adelante lo valoran mucho".

Dentro del terreno de juego, asegura, nadie le regaló nada. "Dentro de la cancha el mérito siempre fue el mismo, el de no bajar los brazos. No dar ninguna pelota por perdida. Calentarme cuando perdía, porque cada partido lo vivía de una forma diferente. Cuando era chico no era para nada técnico, sí hacía goles como cualquier delantero pero no era nada técnico, no le pegaba bien de pierna izquierda, luego vas aprendiendo y mejorando. La gente que dice que de chico ya era bueno miente".

"Soy el típico que en la cancha grito y protesto todo pero luego en casa soy bizcochón. Soy consciente de que muchas cosas me han pasado por guardarme todo", señaló.

Considera muy positiva su etapa en Holanda. "Siempre dije que Holanda es la mejor escuela que puede tener un sudamericano para venir a aprender y mejorar en el fútbol, porque te enseñan muchísimas cosas. En el Ajax aprendí a patear de izquierda. Lo que dije que me faltaba cuando era chico lo aprendí en el Ajax. Me quedaba a entrenar un tiempo extra. Era un fútbol admirable en su momento".

Recuerda una anécdota, ya en Barcelona: "La segunda vez que vine a Barcelona, fuimos a ver el Camp Nou y nos colamos para sacarnos una foto. Vimos la boutique del Barça y dije ojalá algún día pudiera tener esas botas. Recuerdo esas cosas con mucho cariño y no me avergüenzo ni me arrepiento de contarlo".

"Hoy en día a nosotros los jugadores nos mandan muchas botas y lo que hago es siempre juntar 15 ó 20 pares y mandarlas para los juveniles de Uruguay que hay muchos a los que les hacen falta".

Al hablar de la situación actual de la liga española, afirma: "Lo que nos caracteriza a nosotros es que no bajamos los brazos en ningún momento. Hay gente que dijo que el Barça daba la Liga por perdida y para nada, todo lo contrario. Nosotros siempre hemos creído. Todas las declaraciones eran que no íbamos a tirar la Liga. Claro que dependíamos de que el Madrid perdiera puntos. Se han dado los resultados, el Madrid se dejó puntos y nosotros los hemos ganado. Ahora dependemos de nosotros mismos".

Suárez considera que el Real Madrid está notando la presión. "Como la notamos nosotros el año anterior. El año pasado llevábamos 11 puntos de ventaja nosotros y terminamos solamente a 3. La Liga es así, hay rachas que agarra el equipo que juega bien pero que pierde, que no salen las cosas y es difícil encontrarle soluciones. A nosotros nos ha tocado vivir eso. Pero el Madrid es uno de los grandes y va a dar lucha hasta el final, igual que nosotros, igual que el Sevilla, igual que el Atlético".

Cree en la remontada contra el PSG, que batió al Barcelona 4-0 en la ida. "El que no cree en uno mismo no puede jugar al fútbol. Nosotros creemos en el equipo. Por más que es muy difícil, no es imposible. Nuestro objetivo es darle la vuelta, pero por algo el PSG está en Champions y es candidato al título. Pero si le hacemos 2 goles antes de que termine la primera parte, ellos se pueden empezar a poner nerviosos".

"Estamos convencidos, tenemos un equipo que es increíble. Si este equipo quiere hacer historia, quedar en la historia del fútbol y quedar en la historia del Barcelona, tiene que salir con la ambición de darle la vuelta a este partido", añadió.

Reitera la buena relación con Messi y Neymar. "Hay mucha gente que dudaba. Cada uno tiene su forma de ser, pero la verdad es que nos llevamos muy bien. Compartimos muchas cosas dentro del vestuario, conversamos y lo pasamos bien. También nos reímos mucho porque Ney es un chico muy alegre, se ríe de todo y nos lo contagia. Hay veces que estamos tomando mate con Leo y Masche y llamamos a Ney, él viene y se ríe, disfruta, se lo pasa bien. Nos llevamos muy bien porque nadie tiene celos de ninguno".

A Messi le ve "como un compañero más". "También con Cvitanich, argentino del Ajax pasaba mucho tiempo, con Maxi Rodriguez en el Liverpool era lo mismo, lo que pasa es que acá como es Messi llama más la atención, pero para mí es Leo, un compañero más. Es obvio que futbolísticamente es el mejor y será el mejor de toda la historia pero como compañero es un ser humano espectacular. A mí me ha tratado de maravilla desde que llegué, por eso le voy a estar siempre agradecido".

No ha perdonado la sanción de la FIFA por el mordisco al italiano Chellini en el Mundial de Brasil: "A uno se le puede sancionar, se le puede suspender, pero prohibirle ir a un centro deportivo a ver por ejemplo un entreno de mi sobrino, a un partido de alguien, tener esa prohibición me parece lo más injusto que me tocó vivir. No lo entendía, para nada. Dame 10,15, 20 partidos, pero tratarme como me trataron me dolió y cuando tuve los juicios que tuve con los abogados de la FIFA dando sus razones, fue aún peor".

"Soy consciente de que me equivoqué", confesó, "pero también soy consciente de que soy un ser humano. Ellos lo tienen que entender. Tienen que ponerse en la piel de una persona y saber lo que hieren. Ni fui a la gala de la FIFA ni volvería a ir. No tengo ningún problema en decir que nunca iré a una gala de la FIFA.

De Cristiano Ronaldo dice que es "un grandísimo jugador, una máquina mejorada. Ha mejorado muchísimo con los años y tiene muchas virtudes".