Tres muertos por un alud

alpinismo se trata de la quinta mayor tragedia en los alpes este año

Viernes, 3 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Un equipo de rescate, en el alud de Tignes del 13 de febrero.

Un equipo de rescate, en el alud de Tignes del 13 de febrero. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Un equipo de rescate, en el alud de Tignes del 13 de febrero.

Italia- Tres montañeros murieron ayer y varios resultaron heridos tras ser arrollados por un alud en Val Veny, en la localidad de Courmayeur, región alpina italiana Valle de Aosta.

El accidente se produjo pasadas las 13.00 locales en una zona en la que los alpinistas suelen practicar esquí fuera de pista e involucró a unas veinte personas de distintas nacionalidades, requiriendo la presencia de tres helicópteros de Socorro Alpino y de las fuerzas de seguridad que con sus perros se encargaron de las labores de rescate de aquellos atrapados bajo el manto helado.

La avalancha fue causada por el fuerte viento y las temperaturas relativamente altas que se registraron en esa zona en las últimas horas.

Este es el quinto accidente más grave por número de fallecidos en los Alpes durante este año.

El 13 de febrero fallecieron cuatro esquiadores franceses como consecuencia de una avalancha fuera de pista, en Tovière, cerca de la estación de Tignes (Saboya), en la frontera francesa con Italia.

Tres días después perdieron la vida otros cuatro alpinistas italianos al desprenderse una parte de la cascada de hielo Bonne Année que estaban escalando en la localidad de Gressoney Saint Jean, en la región alpina italiana de Valle da Aosta.

Además, ese misma jornada murieron también los españoles Timoteo Hernández Quirante, mosso d’esquadra, y Dani Aguilar, piloto de tuneladora, tras caer sobre ellos un bloque de hielo en el sector Grand Clôt de los Fréaux, en las faldas del macizo de Meije, en los Alpes franceses.

Por último, el 18 de febrero tres alpinistas italianos fueron encontrados muertos tras ser arrollados por una avalancha de nieve en la zona del monte Chabertón, en el Valle de Suza, en la cordillera de los Alpes italianos. - Efe