Fillon pierde el apoyo de los altos cargos de su partido

Solo un 25% de los franceses quiere que mantenga su candidatura tras el caso de malversación

Viernes, 3 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

parís- Decenas de diputados, senadores y alcaldes de centroderecha retiraron ayer su apoyo al candidato conservador a la presidencia de Francia, François Fillon, debido a su probable imputación judicial por un caso de malversación de fondos públicos.

Desde que Fillon anunciase el miércoles de que será imputado por el caso de los supuestos empleos ficticios que concedió a su mujer y dos de sus cinco hijos, las deserciones en su campaña electoral han sido imparables.

Hasta el momento han sido al menos 60 altos cargos públicos que han expresado su oposición a que Fillon se presente a los comicios del 23 de abril y del 7 de mayo.

Algunos de ellos han sugerido al alcalde de Burdeos, el ex primer ministro Alain Juppé, como el mejor sustituto.

La dimisión ayer del responsable de Asuntos Internacionales y Europeos, el exministro Bruno Le Maire, desencadenó una cadena de renuncias en varias de las familias políticas que arropaban a Fillon, quien, hasta el pasado enero, era el claro favorito a ser el sustituto del socialista François Hollande como presidente de Francia.

“Nosotros, cargos electos de la derecha y el centro, pedimos solemnemente a François Fillon que se retire”, reza el lema de estos regidores y responsables regionales, según publicó L’Opinion.

Desde Nîmes, en el sur de Francia, un Fillon visiblemente emocionado dio un mitin ante una multitud y aseguró que mantendrá su candidatura, a pesar de “los ataques violentos que ha sufrido en las últimas semanas”.

registro en su domicilioAntes de que pronunciase su discurso, su domicilio ya había sido registrado por agentes de la Oficina Central de Lucha contra la Corrupción y las Infracciones Financieras y Fiscales (OCLICIFF) para investigar las sospechas sobre desvío de fondos públicos, tráfico de influencias y ocultación de actividades.

La probable imputación del aspirante conservador le ha hecho mella en las encuestas y solo un 25% de los franceses están a favor de que mantenga su candidatura a las elecciones presidenciales, en las que refuerzan su condición de favoritos la ultraderechista Marine Le Pen y el socioliberal Emmanuel Macron. - Efe