Trump da su apoyo al fiscal general Jeff Sessions, que ocultó al Senado sus vínculos con Rusia

Se entrevistó dos veces con el embajador ruso en plena cibercampaña del Kremlin contra Clinton

Viernes, 3 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Donald Trump, durante su discurso en el portaaviones ‘Gerald R. Ford’.

Donald Trump, durante su discurso en el portaaviones ‘Gerald R. Ford’. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Donald Trump, durante su discurso en el portaaviones ‘Gerald R. Ford’.

washington- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró ayer que tiene “total confianza” en el fiscal general del país, Jeff Sessions, después de que el diario The Washington Postrevelara que tuvo reuniones con el embajador ruso en EEUU, Serguéi Kislyak, que ocultó después al Senado.

Los líderes demócratas en el Congreso ya han pedido la renuncia de Sessions al frente de la Justicia estadounidense, mientras que varios republicanos han considerado que debería al menos inhibirse de participar en las investigaciones que se están llevando a cabo sobre la injerencia rusa en los comicios presidenciales de noviembre pasado.

Preguntado por el grupo de periodistas que le acompañaban ayer en su viaje a los astilleros de Newport News (Virginia), donde dio un discurso desde el portaaviones Gerald R. Ford,Trump rechazó que Sessions deba apartarse de las investigaciones sobre el papel ruso en las elecciones.

Al ser preguntado si era conocedor de dichos encuentros entre el fiscal general y Kislyak, Trump afirmó no estar al tanto de los mismos.

“¿Usted sabía que había hablado con el embajador ruso?”, le preguntó uno de los reporteros. “Lo desconocía”, respondió el mandatario en un breve intercambio sobre el asunto.

Un portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos confirmó dos encuentros con el embajador ruso Kislyak, si bien afirmó que Sessions no incumplió ninguna regla al mantener esas reuniones como miembro del Comité de Servicios Armados del Senado y no de parte de la campaña del hoy presidente Donald Trump.

“Nunca me he visto con funcionarios rusos para discutir sobre temas de la campaña”, resaltó en un comunicado Sessions, quien consideró “falsas” las informaciones que insinúan que podría haber conocido los intentos rusos para supuestamente influir en las elecciones con ataques a la excandidata demócrata Hillary Clinton.

el fondo y la formaEsas conversaciones entre Sessions y Kislyak versaron sobre la relación entre los dos países y, aunque en 2016 los embajadores solían hacer comentarios sobre las elecciones, “no fue el fondo de la discusión”, según dijo a Efe un alto funcionario del Gobierno, que pidió el anonimato.

El problema, sin embargo, deriva en que Sessions negó durante sus audiencias de confirmación en la Cámara alta haber tenido contactos con oficiales rusos durante la campaña electoral, en la que participó como uno de los asesores del magnate.

Las declaraciones del Departamento de Justicia no han satisfecho a los demócratas, cuyo líder en el Senado, Chuck Schumer, pidió ayer la dimisión de Sessions y solicitó, además, que se designe a un fiscal independiente sin relación con el Gobierno de Trump para investigar los supuestos nexos entre el presidente y el Kremlin.

Al encabezar el Departamento de Justicia, Sessions es precisamente el encargado de supervisar la investigación sobre la supuesta injerencia rusa durante los comicios y los presuntos nexos entre la campaña de Trump y el Kremlin. La portavoz de Sessions, Sarah Isgur Flores, confirmó que el ahora fiscal general se reunió con Kislyak antes de las elecciones, pero en su calidad de miembro del Comité de Servicios Armados del Senado.

Mentir al senadoDurante su proceso de confirmación en el Senado, Sessions fue cuestionado por los demócratas sobre su disposición a investigar los presuntos nexos de la campaña de Trump con el Kremlin como futuro jefe del Departamento de Justicia. “Si hay alguna prueba de que algún miembro de la campaña de Trump se comunicó con el Gobierno ruso durante esta campaña, ¿qué haría?”, preguntó el senador Al Franken, a lo que Sessions respondió: “No tengo conocimiento de ninguna de esas actividades”. Es más, Sessions aseguró “no haber tenido comunicaciones con los rusos”. Estas revelaciones sobre Sessions amenazan con crear una nueva crisis en el Gobierno de Trump, que ya vio hace unas semanas con la forzada dimisión del general Michael Flynn. El presidente Trump ha negado siempre cualquier tipo de conexión de su campaña con el Kremlin.- Efe