Ortiz Echagüe se acerca al público en un nuevo espacio del MUN

El contenido de la sala expositiva dedicada al fotógrafo, inaugurada ayer, se renovará cada 6 meses

Paula Etxeberria Oskar Montero - Viernes, 3 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

El nuevo espacio expositivo permite conocer los procedimientos y materiales fotográficos con los que trabajaba José Ortiz Echagüe.

El nuevo espacio expositivo permite conocer los procedimientos y materiales fotográficos con los que trabajaba José Ortiz Echagüe.

Galería Noticia

El nuevo espacio expositivo permite conocer los procedimientos y materiales fotográficos con los que trabajaba José Ortiz Echagüe.La primera muestra de este proyecto alberga las 26 fotografías más icónicas del documentalista-artista.

pamplona- El universo fotográfico de José Ortiz Echagüe (Guadalajara, 1886 - Madrid, 1980) está ya más cerca del visitante en un nuevo espacio inaugurado ayer por el Museo Universidad de Navarra (MUN). Permanente en su ubicación pero de contenido cambiante -se renovará aproximadamente cada seis meses-, la sala, un espacio de 42 metros lineales instalado en el vestíbulo del edificio que diseñó Rafael Moneo, inicia su andadura expositiva con una primera muestra de las 26 fotografías más icónicas de Ortiz Echagüe, que se exhiben junto a un audiovisual y otros materiales que ilustran su biografía y su singular técnica de revelado.

“Este proyecto responde a una demanda. Mucha gente venía al museo queriendo ver obra de Ortiz Echagüe, y lógicamente no podemos tener una exposición permanente de su obra, por motivos de conservación, entre otros. Por eso esta nueva sala, donde se puede ver una parte representativa de su obra y conocer quién era José Ortiz Echagüe y cómo trabajaba”, destacó ayer en la inauguración del espacio el presidente del patronato del MUN, Ángel Gómez Montoro. La sala acerca al visitante una representación de cada una de las principales series fotográficas de Ortiz Echagüe -España tipos y trajes, Pueblos y paisajes, Castillos y alcázaresyEspaña mística-, y de las técnicas de revelado que empleaba, así como ediciones de los cuatro libros del fotógrafo y una de las primeras cámaras que utilizó (una Photoesphere del año 1903) y con la que tomó las imágenes que le otorgaron sus primeros reconocimientos. El procedimiento es un tema clave en el nuevo espacio. Así, algunas de las fotografías expuestas abordan de un modo didáctico uno de los asuntos más peculiares de su obra que es el procedimiento al carbón. Un sistema complicado y laborioso, muy artesanal, por el que optó el gran fotógrafo español del siglo XX, cuyo legado compuesto por más de 1.000 fotografías permanece íntegro en el MUN. En palabras del nieto de Ortiz Echagüe y comisario y teórico artístico, Javier Ortiz Echagüe, “él partía de un sistema un poco especial, que es el carbón directo sobre papel Fresson, un sistema muy elaborado que exige varios pasos para llegar a la copia final, que siempre tiene una textura y un carácter artesanal”. En esta muestra se reproduce una “versión didáctica de los pasos que se requieren para llegar a esa copia final, que es un contacto al carbón. Por eso sus fotografías parecen dibujos;es que son carbones, pero obtenidos por un método fotográfico. Es lo interesante: que él, en mitad del siglo XX, opta por un procedimiento muy complicado y muy artesanal. Lo contrario de lo que proponía Kodak: usted apriete el botón, que nosotros hacemos el resto. A Ortiz Echagüe precisamente le interesaba el resto...”, cuenta Javier Ortiz Echagüe, quien destaca que “lo interesante y a la vez paradójico” de la obra de su abuelo es que “asume un proyecto documental pero con un método artístico”.

“Este proyecto responde a una demanda, mucha gente venía queriendo ver la obra de Ortiz Echagüe”

Ángel Gómez Montoro

Presidente del patronato del MUN

“Lo interesante de Ortiz Echagüe es que asumió un proyecto documental con un

Junto a las fotografías se exhibe un audiovisual que reproduce un texto del propio José Ortiz Echagüe sacado de su autobiografía Mi vida fotográfica,y en el que el fotógrafo cuenta con sus propias palabras su trayectoria.

El Departamento Curatorial del MUN, dirigido por Valentín Vallhonrat y Rafael Levenfeld, comisaría el nuevo espacio. Se ha previsto ya la selección de las siguientes muestras, tras clasificar en cinco grupos la obra de Ortiz Echagüe. Periódicamente, cada seis o nueve meses, se irá desvelando este legado. “Además de por motivos de conservación, cambiaremos constantemente la obra porque queremos que los visitantes acudan con frecuencia al museo, y que lo reconozcan como un espacio vivo, donde no hay nada estático, de modo que cada vez que vienen, descubren algo nuevo”, asegura Vallhonrat. Todas las imágenes de ese espacio reúnen tres características: serán fotografías icónicas, representativas de su trabajo y didácticas sobre los procedimientos.

El legado de Ortiz Echagüe fue el núcleo que dio origen al fondo fotográfico de la Universidad de Navarra, y articula muchos de los temas que se plantean en la colección del MUN, formada hoy por más de 15.000 fotografías y 200.000 negativos.