A la contra

Insostenible

Por Jorge Nagore - Viernes, 3 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

En marzo de 2015, tres meses después de ser nombrado presidente de Osasuna, Luis Sabalza cortó la cabeza del entrenador, Jan Urban, a pesar de que el equipo -en mitad de una crisis interna, económica, judicial y social sin paragón- marchaba 3 puntos por encima del descenso aunque estaba en una racha de derrotas consecutivas. La media de puntos de Urban fue de 1,1 por partido, mientras que en los 15 encuentros que luego estuvieron Mateo -también cesado- y Martín se lograron 1 por partido. Osasuna se salvó de irse a 2ª B y al pozo total en el minuto 93. Al año siguiente, con el equipo 5º y peleando por subir, Sabalza malvendió a su jugador estrella sin explicar los motivos reales -aún no lo ha hecho- y sin creer jamás en ascender, pero el equipo ascendió y no le quedó más remedio que mantener a Martín, en el que nunca creyó. Este año, en apenas 11 jornadas, con la plantilla más justa de toda la 1ª y quizá de la Hª de Osasuna en 1ª al menos desde 1980, Sabalza se cargó a Martín, cuando acumulaba -cierto- malos resultados, pero 0,63 puntos por partido. Fichó a Caparrós contra la voluntad de su director deportivo -Vasiljevic, que no tuvo la dignidad de irse-, lo cesó en 5 partidos -y centenares de miles de euros después, al igual que con Martín- y puso en su lugar a Vasiljevic. Tras 14 partidos después, tiene 3 puntos más y la media de puntos obtenida tras cargarse al entrenador que arrancó el año es de 0,21 por partido. Sabalza, deportivamente, no ha tomado bien una sola puta decisión, le está costando millones de euros a Osasuna -e imagen;y tristeza a los aficionados- y mantiene en el cargo a un señor sin la más mínima dignidad profesional, capaz de no irse cuando lo de Caparrós y de no aplicarse ahora así mismo lo que esgrimió para justificar el cese de Martín. Todo esto, bajo la mirada y mando de otro mercenario del fútbol como Canal. Es complejo hacerlo peor.