Patxi López, corredor de fondo

Por Kevin Lucero - Viernes, 3 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

la carrera a la Secretaría General del Partido Socialista Obrero Español ha comenzado, pero no son 100 metros lisos los que toca recorrer, sino una maratón, pues las primarias para elegir a la persona que ostentará la Secretaría General de nuestro partido se celebrarán, previsiblemente, en mayo de este año.

Siempre han dicho que no debes empezar una maratón dando el 100% de ti, que debes reservar fuerzas, que tienes que aguantar para al final, poder coger ese impulso, esas fuerzas que te quedan y adelantar a todo el mundo y obtener tu victoria. Eso está haciendo Patxi López, frente a quienes han comenzado la carrera fletando autobuses para masificar sus actos, frente a quienes procuran sacar la foto con el llenazo en el espacio de turno, Patxi López poco a poco está recorriendo España, agrupaciones, en actos sin autobuses fletados, en actos cercanos con militantes, reflexionando, hablando, debatiendo y escuchando.

Frente a los discursos vacíos de contenido, basados en los buenos y malos socialistas, López presenta un proyecto de partido y de país, reflexiona con los y las militantes que se acercan a hablar con él.

Ese es el secretario general que yo quiero en mi partido. Un secretario general que no quiera salir en la portada de un periódico por haber logrado batir el récord de militantes en un acto. No quiero un secretario general que clasifique a la militancia del partido que dirige entre militantes de primera y de segunda.

Quiero un secretario general que se acerque a la militancia y la escuche el doble de lo que le habla. Que reflexione con la militancia y cree un proyecto desde abajo hacia arriba. Quiero un secretario general con proyecto de país. Un país federal, plurinacional, que atienda a todas las sensibilidades, que escuche a las personas diferentes y que tenga la valentía suficiente para dialogar sin miedo. Un secretario general que ponga en valor a la militancia del PSOE, que se comprometa a escucharla y tenerla en cuenta, que cambie las estructuras viejas de un partido tradicional que ya no funcionan.

Quiero un secretario general que defienda la unidad y luche sin fin por ella, que no permita que entre compañeros y compañeras nos faltemos el respeto. Quiero un secretario general que alimente el odio y lo use como arma política arrojadiza, que no se aproveche de los medios del partido para sus fines personales.

Y es que, con tanto deseo, el único nombre que me viene a la cabeza es el de Patxi López. A día de hoy, es la única persona que trabaja por unir de nuevo al partido y levantarlo para que vuelva a convertirse en la herramienta de transformación social, en esa organización de masas que no hace tanto tiempo fue el PSOE. Es la única persona que está trabajando desde la escucha activa a la militancia, sin querer demostrar su capacidad movilizadora, simplemente recorriendo nuestra geografía y escuchando el doble de lo que habla, para construir un Partido Socialista desde abajo hacia arriba.

No soy vidente, ni tengo la capacidad de vaticinar el futuro, ni tan siquiera de intuirlo, pero lo que sí tengo claro es que yo, desde mi militancia en el Partido Socialista de Navarra, trabajaré para que Patxi López sea mi próximo secretario general.

El autor es secretario de Organización de Juventudes Socialistas de Navarra-Nafarroako Gazte Sozialistak