Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
la comisión pide deportar a más de un millón

Bruselas insta a los Gobiernos a retener a los inmigrantes el tope de 18 meses hasta su expulsión

La Comisión Europea pide la deportación de más de un millón de solicitantes de asilo

Viernes, 3 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Personas de origen subsahariano, entre ellas dos menores, rescatadas de una patera por efectivos de Salvamento Marítimo a 65 millas de la costa granadina.

Personas de origen subsahariano, entre ellas dos menores, rescatadas de una patera por efectivos de Salvamento Marítimo a 65 millas de la costa granadina. (EFE)

Galería Noticia

Personas de origen subsahariano, entre ellas dos menores, rescatadas de una patera por efectivos de Salvamento Marítimo a 65 millas de la costa granadina.

bruselas- La Comisión Europea (CE) pidió ayer a los países de la Unión Europea que hagan uso del máximo legal de 18 meses que les permite la normativa comunitaria para mantener detenidos a inmigrantes irregulares mientras se resuelve su expediente de expulsión, frente a los plazos “mucho más reducidos” que aplican una mayoría de Estados miembros.

El comisario de Interior e Inmigración, Dimitris Avramopoulos, quiso dejar claro en la presentación de estas recomendaciones que “en ningún caso se está hablando de campos de concentración”, sino de “centros de detención”, y que todas las medidas que plantea Bruselas para agilizar las deportaciones se enmarcan dentro de los límites que marcha el Derecho internacional y los Derechos Humanos.

“Recomendamos a los Estados miembros que usen toda la flexibilidad que permite la directiva”, indicó el comisario en una rueda de prensa, en la que argumentó que a menudo los países aplican periodos “mucho menores” de los que permite la norma en casos de riesgo de fuga o para quienes no cooperan.

En concreto, la petición de Bruselas aboga por ajustar las legislaciones nacionales al periodo inicial máximo de seis meses de internamiento que puede autorizar un juez en casos de expulsión de acuerdo a las normas de la UE, y que podría extenderse hasta los 18 meses bajo determinadas circunstancias.

El documento considera que la detención puede jugar un papel “esencial” para que funcione con éxito el sistema europeo de retorno, aunque aclara que sólo debe emplearse si medidas alternativas “menos coercitivas” no han sido suficientes.

“Esos periodos cortos de tiempo de detención impiden los traslados efectivos”, insiste la Comisión, que asegura que los plazos deben ser “lo más breves posible”, pero considera que los tiempos de muchos países son insuficientes para tramitar los expedientes de expulsión.

millones de expulsionesEl Ejecutivo comunitario advierte, además, de que la detención debe ser también una opción en casos complejos de menores no acompañados y recuerda a las autoridades nacionales que es un supuesto previsto.

De esta manera, fuentes comunitarias recalcan que la directiva asegura suficientes “salvaguardas” para proteger a los menores, pero lamentan que los límites introducidos por los Estados miembros han “prohibido de facto” sus expulsiones.

Así, Bruselas calcula que en la UE residen aproximadamente un millón de personas que deberían ser devueltas a sus países de origen. Aunque fuentes comunitarias advierten de que se trata de una estimación, no de un número preciso, el documento aporta datos que sugieren que el volumen podría ser superior.

Solo en los dos últimos años, la UE ha recibido 2,6 millones de solicitudes de asilo. Teniendo en cuenta que la tasa de reconocimiento de esas demandas ronda el 57%, todo el resto se sitúa en el ámbito de quienes Bruselas “quiere” deportar.

Además, la Comisión pide a los países que mejoren la coordinación entre las autoridades y los servicios implicados en el proceso de retorno, para lo que les insta a corregir los obstáculos técnicos, burocráticos y operativos de aquí a junio de este año.

También reclama plazos más cortos para resolver los recursos, la expedición sistemática de decisiones de retorno sin fecha de expiración y la combinación de las decisiones sobre el fin de una estancia legal con la emisión de órdenes de expulsión, para evitar duplicidades.

Otras propuestas se orientan a combatir los abusos del sistema con procedimientos acelerados y desarrollar programas de ayuda al retorno voluntario.

En el plano europeo, Bruselas prevé aumentar el apoyo financiero a los Estados miembros con 200 millones de euros este año en materia de deportaciones, mejorar el intercambio de información para órdenes de repatriación y redoblar los esfuerzos para concluir acuerdos de readmisión.

Pero al mismo tiempo que la CE aplica ayudas para facilitar las repatriaciones, pidió a los países más esfuerzos para cumplir con sus compromisos de acogida de solicitantes de asilo desde Italia y Grecia. En 2015, la UE se comprometió a reubicar a 160.000 solicitantes de asilo en 24 meses, siguiendo un esquema de cuotas por países. - Efe/E.P.

las claves

Hallado un cadáver en cádiz.Más de 80 personas fueron rescatadas ayer cerca de las costas españolas. Un grupo de 52 inmigrantes subsaharianos, de una embarcación a 30 millas al sur de Marbella;y 32, también de origen subsahariano, de una patera que fue interceptada a 2,4 millas náuticas al noroeste de la isla de Alborán. Todos ellos eran adultos y se encontraban en “buen estado”. Además, Salvamento Marítimo recuperó el cadáver de un inmigrante de origen subsahariano que fue hallado en la costa de Tarifa. Foto: Efe

amnistía internacional

Críticas a la “hipocresía” de la CE

La detención, el último recurso. Amnistía Internacional (AI) criticó la “hipocresía” de la CE por pedir a los países comunitarios más esfuerzos para cumplir con sus compromisos de acogida de solicitantes de asilo al tiempo que reclama medidas para facilitar los retornos de los inmigrantes irregulares. Asimismo, la organización subrayó que la “detención de inmigrantes irregulares, unas de las personas más vulnerables en Europa, debe ser el último recurso”. Además, la directora de Amnistía Internacional para la Unión Europea, Iverna McGowan, destacó lo “chocante” que resulta “el hecho de que los niños sean incluidos en este amplio régimen de detención”.