Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Juzgado de lo Penal número 3 de Pamplona

Absuelto de intentar atropellar a dos policías forales porque no los identificó como agentes

El fiscal pedía 4 años de prisión por un delito de atentado para un joven de Beriáin

Jesús Morales - Viernes, 3 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Exterior del Palacio de Justicia de Pamplona.

Exterior del Palacio de Justicia de Pamplona. (Oskar Montero)

Galería Noticia

Exterior del Palacio de Justicia de Pamplona.

PAMPLONA- El Juzgado de lo Penal número 3 de Pamplona a absuelto a un joven vecino de Beriáin, de 22 años de edad, de un delito de atentado por el que se enfrentaba a una posible condena de 4 años de prisión por haber intentado supuestamente a atropellar a dos policías forales en Salinas de Pamplona. La magistrada ha concluido que el acusado no pudo identificarlos como agentes de la autoridad ya que iban vestidos de paisano y los hechos ocurrieron de noche cuando en la mencionada localidad se había producido un apagón eléctrico que impedía la visión.

La sentencia, que es firme, considera acreditado que el día 4 de agosto de 2015, en torno a las 22.45 horas, el acusado circulaba junto con un amigo en un coche por una calle de Salinas de Pamplona emitiendo un ruido “muy sonoro”, por lo que los dos agentes actuantes, al verlo parado en las proximidades, se acercaron al vehículo para identificar a los ocupantes.

En ese momento, reseña la sentencia, los policías forales no iban uniformados, ni en vehículos con distintivos. Además, la localidad estaba sufriendo un “apagón general de luz”, por lo que los agentes se dirigieron hacia el vehículo con la placa en una mano y la linterna en la otra, momento en el que el conductor aceleró “fuerte” y se marchó, lo que motivó que uno de los policías se apartara a un lado.

En este sentido, la titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Pamplona no considera acreditado que el acusado oyera el alto policial, ni que viera que se acercaban con la placa policial. De hecho, resalta la sentencia, los policías forales no pudieron ver en ese momento la placa de matrícula del vehículo.

Al respecto, la resolución judicial señala que el joven, representado por el abogado Francisco Javier Moreno-Vidal, declaró en el juicio que observó a unas personas que se acercaban corriendo y que dado que no se veía nada por la falta de iluminación derivada del apagón eléctrico, “se asustó, arrancó y se fue”, pero negó que escuchara a los agentes identificarse como policías, lo que unido a la falta de uniformes y de vehículos con distintivos policiales, imposibilitó que los reconociera como agentes de la autoridad. Por ello, la juez entiende que no concurre en los hechos el dolo requerido por el tipo penal, motivo por el que acuerda su absolución.