Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
se mantiene la estructura en dos fases

Cerca de 3.000 estudiantes afrontarán los días 7, 8 y 9 de junio la nueva Selectividad

La prueba mantiene la estructura en dos fases, una obligatoria y otra voluntaria para subir nota - El alumnado pierde opciones a la hora de elegir las asignaturas

María Olazarán / Javier Bergasa - Viernes, 3 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Un grupo de estudiantes da el último repaso a los apuntes en la Selectividad del pasado junio.

Un grupo de estudiantes da el último repaso a los apuntes en la Selectividad del pasado junio. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Un grupo de estudiantes da el último repaso a los apuntes en la Selectividad del pasado junio.

pamplona- Cerca de 3.000 estudiantes estrenarán los próximos días 7, 8 y 9 de junio, la enésima nueva Selectividad. La prueba, que en esta ocasión se denomina Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EvAU), mantiene la estructura en dos fases, una obligatoria y otra voluntaria que permite al alumnado mejorar su calificación. Sin embargo, los estudiantes pierden poder de decisión a la hora de elegir las asignaturas. Hasta el año pasado, el alumno podía elegir la asignatura de modalidad de la quería examinarse en la fase obligatoria, mientras que con la nueva prueba aquellos que cursen el Bachillerato de Ciencias deberán examinarse de Matemáticas II, los de la modalidad de Artes están obligados a realizar Fundamentos de Arte II y los de procedan del Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales podrán elegir entre Latín II y Matemáticas aplicadas a Ciencias Sociales.

Lo que parecía que iba a ser una revolución, con una prueba en los centros educativos para obtener el título de Bachillerato y otra de acceso en las universidades, se ha quedado finalmente en un cambio de nombre y ligeras modificaciones de la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU). “Con la LOMCE se pretendía un cambio más profundo, pero los retrasos normativos, motivados por la situación política, y la petición de las universidades de que no se cambiaran mucho la prueba dado que no había tiempo, llevaron al Gobierno a paralizar las pruebas evaluatorias. En el caso del Bachillerato se diseñó una prueba de evaluación con una estructura muy similar y que, como antes, sólo sirve para acceder a la universidad”, explicó ayer el coordinador de la Selectividad en la UPNA, Martin Larraza. En definitiva, la sensación es que “hemos dado muchas vueltas, hemos trabajado mucho, para volver a estar prácticamente en el mismo punto”.

En su opinión, la EvAU es la solución “menos mala” para el alumnado, ya que mantiene la estructura en dos fases, una obligatoria y otra voluntaria para subir nota. “Hay algunos cambios y se ha perdido cierta libertad a la hora de elegir asignaturas, sobre todo, para el alumnado procedente del Bachillerato de Artes, pero creo que no va a afectar mucho al alumnado”, señaló Larraza.

La primera edición de la EvAU está prevista para los días 7,8 y 9 de junio en la UPNA y contará con la participación de cerca de 3.000 estudiantes de Bachillerato. La convocatoria extraordinaria se celebrará los días 28, 29 y 30 de junio.

desaparece filosofíaLa fase obligatoria, que antes se denominaba general, consta igualmente de cuatro ejercicios (cinco en el caso del alumnado de modelo D y A). Lengua Castellana y Literatura y Lengua Extranjera se mantienen mientras que desaparece la elección entre Historia de España e Historia de la Filosofía. Todos deberán examinarse de la primera. Además, en el caso del ejercicio de modalidad, el alumnado no podrá elegir la asignatura que quiera como hasta ahora sino que, señaló Larraza, “les viene dada por su Bachillerato”. Es decir, los de la modalidad de Ciencias deberán examinarse de Matemáticas II, los de Artes, de Fundamentos de Arte II, y los de Humanidades y Ciencias Sociales podrán elegir entre Latín II y Matemáticas aplicadas a Ciencias Sociales (la que escojan deberá ser la que han cursado en el Bachillerato).

La nota será la media aritmética de las materias examinadas en esta fase y tendrá que ser igual o superior a 4, para que se pueda tener en cuenta a la hora de superar la EvAU. Se considera apto si la nota resultante de ponderar con un 40% esta nota media y con una 60% la media de su expediente de Bachillerato es superior a 5 sobre 10 puntos.

menos asignaturasEn el caso de la fase voluntaria, antes conocida como específica, sigue sirviendo para subir nota y poder optar a carreras donde la nota de admisión es superior a 5. Los estudiantes podrán hacer un máximo de 3 ejercicios y permiten aumentar la calificación hasta un máximo de 4 puntos. Con esta nueva prueba desaparece la posibilidad de examinarse en esta fase específica de asignaturas como Análisis Musical, Historia de la Música y la Danza, Electrotecnia, Tecnologías Industriales, Ciencias de la Tierra y Técnicas de Expresión, y se incorporan tres nuevas: Geología, Artes Escénicas y Fundamentos de Arte II. “En este caso los que salen más perjudicados son los estudiantes del Bachillerato de Artes ya que los otros tienen una media de 5 asignaturas troncales de opción de su modalidad y estos 3. Pueden elegir troncales de opción de cualquier otra modalidad pero son los que más asignaturas pierden”, afirmó Larraza.

cambios en ponderaciónHasta ahora, para mejorar la nota de admisión, se podían obtener 4 puntos más al sumarse a la nota de la PAU (fase general +Bachillerato) la puntuación de los dos mejores ejercicios de la fase voluntaria. Con la nueva prueba, también se ponderarán como máximo dos asignaturas, pero pueden ser las dos de la fase voluntaria o una de la fase obligatoria (la de modalidad) y una de la voluntaria.

Al existir la posibilidad de ponderar ese ejercicio de la fase general, esta nota puede puntuar dos veces, para la calificación de hasta 10 puntos de la fase obligatoria y además, ponderarse con hasta 2 puntos. En otras palabras, sin falta de presentarse a la fase voluntaria, se pueden obtener hasta 12 puntos con la fase obligatoria (hasta ahora eran 10).

PRINCIPALES DIFERENCIAS

antigua selectividad

Fase general. Constaba de cuatro ejercicios de materias de Bachillerato LOE: Lengua Castellana y Literatura;Historia de la Filosofía o Historia de España;Lengua Extranjera (inglés, francés o alemán), una materia de modalidad de 2º de Bachillerato elegida por el estudiante;y una quinta, Lengua y Literatura Vasca, para el alumnado de modelo D (enseñanza en euskera) y modelo A (enseñanza en castellano con el euskera como asignatura).

Fase específica. Se podían presentar a un máximo de tres asignaturas. Mejoraba la calificación de admisión a la universidad y permitía aumentar la calificación hasta un máximo de 4 puntos. Se podía elegir entre más de una veintena de asignaturas.

Máxima nota para el acceso a la universidad, 14 puntos. La nota de la fase obligatoria era la media aritmética de las materias examinadas en esta fase y tenía que ser superior o igual a 4 (sobre 10 puntos), para que se pudiera tener en cuenta a la hora de superar la PAU. Se consideraba que un alumno había aprobado si la nota resultante de ponderar con un 40% esta nota media y con un 60% la media de su expediente de Bachillerato era

superior a 5 puntos (sobre 10 puntos).

Con la fase específica podían sumar hasta 4 puntos y ponderaban máximo dos asignaturas. El alumnado que quería mejorar nota podía examinarse de 3 asignaturas de la fase específica. La ponderación se realizaba con las dos notas más altas, y variaba según la carrera que se desee cursar. Se podían sumar un máximo de 4 puntos (dos por asignatura).

Se podía obtener máximo 10 puntos con la fase general y el promedio de Bachillerato. Para acceder a la Universidad era obligatorio realizar la fase general, que suponía el 40% de la nota final. El 60% restante era el promedio con el Bachillerato. Si no se hace la fase específica, la nota máxima que se podía obtener era 10.

anteriores a 2017

Para aprobados de otros años

¿Vale la puntuación? ¿Cómo subir nota? El alumnado que superó la Selectividad antes de 2017 accederá con sus notas de las fases general y específica obtenidas anteriormente y se ponderan las asignaturas de la fase específica, ninguna de la general. Cabe recordar que la validez de la nota de la fase general, ahora obligatoria, no caduca. La calificación de la voluntaria, sin embargo, tiene una validez de dos cursos. Por otra parte, aquellos estudiantes aptos en anteriores pruebas de Selectividad que deseen mejorar su nota para lograr plaza en otra carrera podrán presentarse a la fase específica, con un máximo de 3 exámenes de entre 17 asignaturas.

nueva selectividad

Fase obligatoria. Constará de cuatro ejercicios de materias de Bachillerato LOMCE cursadas por el alumno: Lengua Castellana y Literatura;Historia de España;Lengua Extranjera (inglés, francés o alemán), una materia troncal general según la modalidad: Matemáticas II, Latín II, Matemáticas aplicadas a C. Sociales o Fundamentos de Arte II;y una quinta, Lengua y Literatura Vasca, para los modelos D y A.

Fase voluntaria. Se pueden presentar a un máximo de 3 asignaturas y permite aumentar la nota hasta un máximo de 4 puntos. En la nueva prueba se reduce ligeramente el número de materias a elegir. Desaparecen las del ámbito musical, Ciencias de la Tierra o Tecnología Industrial, entre otras, y se suman tres nuevas: Artes Escénicas, Fundamentos del Arte II o Geología.

Máxima nota para el acceso a la universidad, 14 puntos. La nota de la fase obligatoria será la media aritmética de las materias examinadas en esta fase y debe ser superior o igual a 4, para que se pueda tener en cuenta. Un alumno se considera apto si la nota resultante de ponderar con un 40% esta nota media y con un 60% la media de su expediente de Bachillerato es superior a 5 puntos (sobre 10 puntos).

Con la fase específica puede sumar hasta 4 puntos y puede ponderar la asignatura de la fase obligatoria. El alumnado que quiera mejorar nota puede examinarse de 3 asignaturas de la fase específica. Se ponderarán máximo 2 materias, y pueden ser una de la fase obligatoria (la troncal general de modalidad) y otra la voluntaria, o dos de la voluntaria. Así se podrán sumar 4 puntos (2 por materia).

Se puede obtener hasta 12 puntos con la fase obligatoria y el promedio de Bachillerato. Se puede llegar a 12 puntos porque hay una asignatura de la fase obligatoria que es ponderable. La nota de la troncal general de modalidad puede puntuar dos veces: para la calificación de hasta 10 puntos en la fase obligatoria y, además, ponderarse con hasta dos puntos. Es decir, se pueden lograr más puntos sin falta de hacer la fase voluntaria.