Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Ola de intentos de extorsión por secuestros virtuales en Navarra

Un matrimonio de Pamplona pagó este jueves 1.000 euros como rescate por el falso rapto de un hijo

Viernes, 3 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

No descuelgue llamadas que no espera con prefijo 0056 o +56 o con número ocultoVER VÍDEOReproducir img

No descuelgue llamadas que no espera con prefijo 0056 o +56 o con número oculto.

Galería Noticia

No descuelgue llamadas que no espera con prefijo 0056 o +56 o con número ocultoReproducirNo descuelgue llamadas que no espera con prefijo 0056 o +56 o con número oculto.

PAMPLONA- La Policía Foral tuvo ayer conocimiento de al menos seis intentos de extorsión mediante la modalidad de secuestros virtuales sufridos por vecinos de Alsasua, Arazuri, Izcue y la Cendea de Olza, a los que falsos secuestradores telefonearon comunicándoles que habían raptado a un familiar, normalmente a un hijo, y les exigieron dinero para ponerlos en libertad. Un matrimonio de Pamplona de avanzada edad cayó en el engaño y transfirió 1.000 euros a los extorsionadores, que a continuación les exigieron el pago de otros 2.000 euros, operación que no llegaron a realizar.

La Policía Foral alertó ayer mismo de este fenómeno delictivo, relativamente nuevo, a través de su perfil en la red social Twitter, después de tener constancia de seis intentos de extorsión en varias localidades navarras por el conocido como secuestro virtual, aunque presumiblemente los casos habrían sido mucho más numerosos, ya que los falsos secuestradores eligen los números de teléfono de las víctimas al azar y pueden realizar hasta cientos de llamadas el mismo día.

En solo uno de los casos conocidos ayer por la Policía Foral ocurridos en Alsasua, Arazuri, Izcue y la Cendea de Olza, los extorsionadores consiguieron su objetivo, ya que la mayoría de los destinatarios desconfiaron por tratarse de llamadas realizadas desde el extranjero, en concreto desde Chile, cuyo prefijo es el 0052, y tampoco dieron credibilidad al relato que les llegaba desde el otro lado del teléfono, en el que se les indicaba que un familiar había sido secuestrado y les pedían el abono de 500 euros.

Sin embargo, un matrimonio de Pamplona sí acudió a Correos a transferir 1.000 euros mediante una empresa de envío de dinero como rescate de su hijo, quien casualmente se encuentra fuera de Navarra. Aunque los falsos secuestradores les pidieron a continuación otros 2.000 euros, la intervención de la Policía Foral evitó que la transferencia se realizase.

Fuentes policiales destacan que en estos casos los extorsionadores intentan provocar angustia y bloqueo emocional a las víctimas, por lo que las llamadas son muy agresivas y directas, y llegan a poner al teléfono a terceras personas que imitan gritos y lloros de las supuestas víctimas.

Se da la coincidencia que en Alsasua ayer se produjo otro intento de extorsión por una variante conocida como secuestro informático. En este caso un vecino recibió un correo electrónico en el que le indicaban que habían infectado su ordenador con un virus informático y le conminaban a pinchar en un enlace para pagar el rescate de su información. - J.M.S.

RECOMENDACIONES

No descuelgue llamadas que no espera con prefijo 0056 o +56 o con número oculto.

Desconfíe si le dicen que han secuestrado a un familiar, incluso si se pone otra persona o se escuchan voces de fondo: no son su familiar.

Mantenga la calma ante la presión ejercida por el falso secuestrador, que usará violencia verbal de cualquier tipo.

Compruebe la información que le están aportando los falsos secuestradores.

No realice ningún pago, le exigirán un pago rápido para no dar tiempo de localizar al familiar, no envíe ningún dinero.

No facilite datos personales y tampoco los publique en redes sociales.

Avise a la Policía e intente localizar al supuesto secuestrado por otra línea, así como grabar la llamada maliciosa.