Peleteiro resucita y Beitia cumple el trámite

Ortega, sin medalla

Primera jornada Peleteiro resucita y Beitia cumple el trámite

Sábado, 4 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Bokesa, en su serie de 400 metros.

Bokesa, en su serie de 400 metros. (EFE)

Galería Noticia

Bokesa, en su serie de 400 metros.

Madrid- Orlando Ortega, que dio al atletismo español la primera medalla en los Juegos de Río, falló el primer asalto del equipo a los metales en los Europeos de Belgrado, donde resurgió la joven Ana Peleteiro y la campeona olímpica Ruth Beitia volvió a mostrarse infalible en la calificación de altura.

Subcampeón olímpico de 110 metros vallas en Río 2016, Ortega sólo obtuvo el séptimo puesto en la final de 60 metros vallas con 7.64, lejos de sus mejores prestaciones de la temporada.

Un tropiezo en el penúltimo obstáculo le dejó sin opciones en una disciplina que el propio Ortega define como “un abrir y cerrar de ojos”. Venció el gran favorito, el británico Andrew Pozzi, con 7.51.

Ruth Beitia peleará hoy por su sexta medalla europea en pista cubierta en su séptima final en un torneo que ya le ha dado un oro, tres platas y un bronce. A lo largo de su dilatada carrera ha intervenido en 34 rondas de clasificación y en 29 ha logrado su objetivo de pasar a la final.

La cántabra necesitaba una marca de 1,93. Empezó a saltar en 1,86, altura que superó a la primera, igual que los 1,90. No tuvo que volver a saltar, porque solo ocho pudieron con esa altura.

Por la mañana, Peleteiro, de 21 años, recuperó su mejor versión. No había superado los 14 metros desde que se proclamó campeona mundial júnior de triple con 14,17 en Barcelona 2012. Ayer logró el salto más largo de su vida: 14,20 en el tercer intento de la calificación. Pasa a la final con la tercera mejor marca.

Sólo la riojana Carlota Castrejana, plusmarquista nacional con 14,64 desde 2007, ha saltado más que ella en el atletismo español. Su marca de Ayer es récord de España sub-23, récord absoluto de Galicia y mínima para los Mundiales de Londres.

“Desde que entreno con Iván Pedroso el cambio ha sido espectacular. Se ha abierto una puerta llena de luz para mí y estoy dispuesta a ir a por todas”, declaró Peleteiro.

Fue una jornada ilusionante para el atletismo español, que metió a once representantes en las finales, y dura, pero con final feliz, para Marc Alcalá, que se paró en su serie de 1.500 al escuchar un segundo disparo y no pudo alcanzar al grupo que seguía corriendo. El equipo español presentó una reclamación y Alcalá estará en la final. - Efe

El dato

Nuria Fernández, a la final

La ‘abuela’ de los campeonatos. La madrileña Nuria Fernández, de 40 años, y la alcarreña Ana Lozano lograron el pasaporte para la final de 3.000, en tanto que la leonesa Blanca Fernández, campeona de España, se quedó fuera.Nuria, la abuela de los campeonatos -sólo le supera, por dos días, el triplista italiano Fabrizio Donato-, compartió con Blanca Fernández la primera serie. Estaba quinta al toque de campana pero encontró hueco por dentro para adelantar a la alemana Hanna Klein y acreditar un gran registro de 8:58.20. Blanca llegó séptima con 9:13.38, sin opciones de repesca. Lozano fue sexta con el mejor registro de su vida (8:56.01). - Efe