Blesa y Rato logran eludir la prisión provisional sin fianza por las tarjetas black

La Audiencia Nacional rechaza las medidas cautelares pedidas por el fiscal

Destaca el “intachable y cabal comportamiento” de ambos durante el proceso

Sábado, 4 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Rato y Blesa, ayer en la Audiencia Nacional. Fotos: Efe

Rato y Blesa, ayer en la Audiencia Nacional. Fotos: Efe

Galería Noticia

Rato y Blesa, ayer en la Audiencia Nacional. Fotos: Efe

pamplona- La Audiencia Nacional decidió ayer que los expresidentes de Caja Madrid Miguel Blesa y Rodrigo Rato continúen en libertad y sin medidas cautelares a la espera de que sea firme la sentencia que les condenó a seis y cuatro años y medio de cárcel, respectivamente, por las tarjetas opacas al fisco.

En sendos autos, la sección cuarta de la Sala de lo Penal rechaza las peticiones del Ministerio Fiscal y de las acusaciones populares al entender que el comportamiento “intachable y cabal” de ambos durante el proceso hace “innecesaria” la adopción de medida alguna.

En el caso de Blesa, el tribunal que preside la juez Ángela Murillo destaca que no existe riesgo ni de destrucción de pruebas ni de reiteración del delito, por lo que ha obviado la solicitud de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC) que exigía su ingreso inmediato en prisión.

Además, los magistrados tampoco consideran que exista riesgo de fuga ya que, como ha explicado su abogado durante la vistilla celebrada ayer, “ha vivido siempre en España”, carece de antecedentes penales, está casado, tiene hijos y nietos, y su edad está cerca de los 70 años.

Todo ello, unido al hecho de que no se ha probado que tenga bienes en el extranjero y que los que declara en España se encuentran embargados muestra que su arraigo es “inequívoco”.

En el caso de Rato, para el que la CIC solicitaba también el ingreso en prisión, el tribunal destaca también su comportamiento “cabal” durante todo el proceso, por lo que no se “vislumbra riesgo alguno” de fuga ni la necesidad de aplicar ninguna medida cautelar.

Asimismo destaca la “presunción de inocencia” del exministro en relación con los otros procesos judiciales que tiene abiertos tanto en la Audiencia Nacional (la salida a bolsa de Bankia) como en los juzgados de Plaza de Castilla (por la investigación sobre el origen de su fortuna). Dicha presunción de inocencia, sostiene el auto, “se mantiene “incólume” hasta que la sentencia sea firme.

Pensar que Rato podría fugarse “no parece mínimamente serio ni riguroso”, prosiguen los jueces, que en este punto adoptan el criterio del fiscal Alejandro Luzón, que durante la vistilla se mostró partidario de no imponer a Rato medida alguna al tratarse de un condenado con una pena inferior a cinco años.

Tanto Rato como Blesa, que accedían a la Audiencia Nacional entre gritos de “Rato, ratero igual que tu padre y tu abuelo”, han confirmado su intención de recurrir ante el Tribunal Supremo la sentencia que les condenaba, junto a otros 63 usuarios, como principales autores de un delito continuado de apropiación indebida a través del sistema de tarjetas.

La CIC, por su parte, ya ha presentado su escrito ante el alto tribunal por la absolución del delito de administración desleal del que fueron exonerados ambos junto al ex director general de medios de la entidad Ildefonso Sánchez Barcoj, porque los hechos no pudieron ser probados.

El presidente de este sindicato de antiguas cajas, Gonzalo Postigo, mostró su “estupor” ante la decisión de la sala, que ahora deja la causa en manos del Supremo.

La sentencia del caso de las black se conoció el pasado jueves 23 de febrero y señalaba a los expresidentes de la entidad como principales autores del delito de apropiación indebida al amparar el uso “particular” de unas tarjetas que cargaban contra el “caudal” de Caja Madrid, aun a sabiendas de que los gastos “iban en detrimento” del patrimonio de la entidad. Los otros 63 acusados fueron condenados a penas de entre tres meses y cuatro años de cárcel. - D.N.

los datos

Petición de 100.000 € de fianza para Blesa. La vista de medidas cautelares apenas duró una hora. Sólo la acusación particular solicitaba prisión para los dos expresidentes de Caja Madrid. La Fiscalía Anticorrupción sólo pedía medidas contra Blesa: prisión eludible bajo fianza de 100.000 €.

Gritos y abucheos. Los dos condenados llegaron a la Audiencia Nacional entre los insultos y los abucheos de algunos preferentistas y pequeños accionistas de Bankia que esperaban en la calle Génova de Madrid, al grito de “Rato, ratero, igual que tu padre e igual que tu abuelo”.