Navarra ofrece casi 1.500 plazas turísticas ‘piratas’, la mayor parte en Pamplona

Dos de cada diez alojamientos que se publicitan no están reglados
El
turista de estos establecimientos gasta casi un 85% menos que el convencional

Juan Ángel Monreal Iban Aguinaga - Sábado, 4 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Turistas en Pamplona durante el pasado verano.

Turistas en Pamplona durante el pasado verano.

Galería Noticia

Turistas en Pamplona durante el pasado verano.

pamplona- Decenas de personas duermen todos las noches en Navarra en pisos turísticos no registrados. Alojamientos que figuran en plataformas como Airbnb, que facilitan una relación directa entre el propietario y el usuario, y sobre los que el Gobierno de Navarra no tiene apenas control. No se sabe a ciencia cierta cuántos son, no generan empleo alguno y esconden una bolsa de fraude y economía sumergida creciente. No hay IVA, no hay factura, no hay ingreso alguno por IRPF para la Hacienda Tributaria de Navarra.

Y no hay modo de terminar con este problemas, reconocía ayer Margari Cueli, directora del Servicio de Ordenación y Fomento del Turismo y del Comercio del Gobierno de Navarra. No hay recursos suficiente ni capacidad para hacer frente a un problema global, que tiene en armas al sector y al que el Ejecutivo foral ha tratado de poner números. Según un estudio realizado entre octubre y noviembre del año pasado, durante la temporada baja del sector, constaban 343 las ofertas de alojamientos turísticos, con casi 1.500 plazas (1.477), no inscritos en el Registro de Turismo y que operan a través de internet. “Estos datos suponen el 22% del total de establecimientos y el 15% de las plazas ofertadas, contando los datos de las casas rurales censadas y de los apartamentos turísticos oficiales”, explicaban ayer desde el Gobierno de Navarra.

Tres de cada cuatro de estos alojamientos no reglados se ubican en la Comarca de Pamplona. En concreto, en la capital se encuentran el 68%, ya sea por habitaciones individuales, compartidas o bajo el formato de apartamento completo. Los barrios con mayor número de alojamientos son el Casco Antiguo (el 34%), los Ensanches (13%), Ermitagaña/Mendebaldea (10%) y la Rochapea (9%). El siguiente municipio navarro que más alojamientos concentra es Tudela, pero solo ocho, es decir el 2,3% de la oferta no reglada. “Con el informe creemos que se ha marcado el suelo de esta oferta no reglada, al haberse hecho en temporada baja”, explicaba ayer Margari Cueli, que participó junto a Maitane Ezkutari, directora general de Turismo y Comercio del Gobierno de Navarra y Manuel Bermejo, jefe de la Sección de Ordenación, Formación y Calidad del Turismo, en una jornada con representantes del sector. Algunas voces consideran que la oferta “se duplica” durante la temporada alta.

menos ingresos y empleoEl estudio dibuja también las peculiaridades de un turista que apenas deja 80 euros al día de gasto, lo que supone un 85% menos que el turismo que se aloja en establecimientos regulados. “Suelen ser personas con un menor poder adquisitivo o que no quieren gastar en ello”, explicó Cueli. Según datos de 2015, estos turistas habrían dejado en Navarra unos 6,2 millones de euros, frente a los 11,5 que habrían dejado en establecimientos reglados, donde además se habrían creado unos 787 puestos de trabajo directos e indirectos, cinco veces más.

En su intervención, Maitena Ezkutari ha reconocido que es una “tarea ingente” y que “las nuevas tecnologías lo ponen difícil”, ya que “deliberadamente las plataformas no indican la dirección exacta del alojamiento” y la frecuencia de altas y bajas durante un mismo mes es “muy alta”. Por este motivo, Ezkutari solicitó la colaboración del sector turístico y de las entidades locales para contrarrestar un “fenómeno que siempre ha existido”, pero que ha pasado a ser un “motivo real de preocupación por sus consecuencias económicas y sociales” debido al auge propiciado por la proliferación y alcance de las plataformas digitales.

En este sentido, la directora general de Turismo y Comercio insistió en la conveniencia de que los establecimientos y empresas regladas de cualquier modalidad publiciten en todo momento su código de inscripción turística, no solo porque así está establecido reglamentariamente, sino porque es un elemento diferenciador para la empresa turística, además de ofrecer una garantía para el turista.

la cifra

76%

en airbnb. La plataforma estadounidense, con presencia en 191 países, concentra el 76% de los alojamientos que se ofertan en Navarra.

apunte

Cambio legal. El Gobierno prevé modificar de la Ley Foral de Turismo para elevar a rango de ley la obligación de incluir el código de inscripción en el Registro de Turismo de Navarra en las acciones de promoción, publicidad y comercialización que realicen las empresas, establecimientos y actividades turísticas. Además, se pretende establecer la responsabilidad solidaria de las plataformas en caso de que no se publicite el código mencionado.