May arremete contra los independentistas escoceses

La primera ministra británica aboga por mantener la unidad del Reino Unido ante el ‘brexit’

Sábado, 4 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:10h

londres- La primera ministra británica, Theresa May, defendió ayer la unidad del Reino Unido con un ataque inusitado al partido gobernante en Escocia, el SNP, al que acusó de anteponer su objetivo de independencia a las necesidades primarias de la autonomía.

En un discurso ante el congreso del Partido Conservador escocés en Glasgow, May dijo que es “una prioridad personal” suya mantener la integridad del territorio británico y aseguró que negociará con Bruselas un acuerdo de salida de la Unión Europea (UE) que sea ventajoso para todo el país.

“No existe ninguna base económica” para dividir el Reino Unido, argumentó la líder tory, que reprochó al Partido Nacionalista Escocés (SNP) de la ministra principal, Nicola Sturgeon, estar “obsesionado” con la independencia. “La política no es un juego y el Gobierno no es una plataforma para perseguir obsesiones constitucionales”, afirmó, y criticó al Gobierno de Edimburgo por haber descuidado, según dijo, las prioridades de la región.

En un duro ataque directo, May acusó al SNP de “negligencia” en la gestión de la educación, “fracaso abismal” en la política agrícola y de haber arruinado el servicio público de salud.

Defendiendo las ventajas de mantener la unidad ante el brexit o salida de la UE, declaró: “Somos cuatro naciones, pero en el corazón somos un solo pueblo”. “La solidaridad es la esencia de nuestro Reino Unido y la mejor salvaguarda de su futuro”, añadió la premier británica.

traspaso de competenciasMay se mostró ambigua sin embargo sobre las competencias que se podrían traspasar de Bruselas a Escocia con el brexit, aunque aseguró que la región “no perderá” ninguna de las que ya tiene.

La líder conservadora cargó contra los independentistas después de que estos hayan amenazado en repetidas ocasiones con convocar un segundo plebiscito de independencia, tras el que perdieron en 2014, si Londres no atiende a sus peticiones respecto a la salida de la UE.

A diferencia de Inglaterra y Gales, Escocia, junto a Irlanda del Norte, votó por amplia mayoría a favor de permanecer en el bloque en el referéndum británico del pasado 23 de junio. - Efe