Editorial de DIARIO DE NOTICIAS

La corrupción siempre vuelve

La reapertura en la Audiencia Nacional de la causa por la financiación ilegal del PP demuestra que ese capítulo está lejos de “pasar a ser historia”, como pretendió Rajoy en el último congreso del partido

Sábado, 4 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

La reapertura por el juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, de la causa que investiga la caja B del Partido Popular a consecuencia de las declaraciones en el juicio por latrama Gürtel de Francisco Correa y el empresario Alfonso García-Pozuelo demuestra que el capítulo de la corrupción está lejos de “pasar a ser historia” para el PP, como deseó Mariano Rajoy el 10 de febrero en el congreso de su partido o de ser “una anécdota” como pretendió el presidente del Gobierno español ante el Pleno del Congreso la semana pasada. Por el contrario, la corrupción y la más que supuesta financiación ilegal del PP a través de las muy diferentes formas y casos que, interrelacionados o no, afectan al partido en el periodo en el que Rajoy ha formado parte de su núcleo dirigente remiten una y otra vez a una realidad que, por mucho que se pretenda ignorar en base al control político de los órganos que deben investigar dichas actuaciones y juzgarlas, descompone la credibilidad de la política y de las instituciones. Desde que quien fuera tesorero y senador del PP, Luis Bárcenas, dimitiera en 2010 por la aparición de una contabilidad no declarada de 1990 a 2009, con pagos de empresas -algunas con suculentos contratos con la administración- y listados en los que aparecían desde el propio Rajoy a ministros como Rato, Acebes, Arenas, Trillo, Cascos, Mayor Oreja... junto a otros dirigentes populares;desde que la Audiencia Nacional acreditara la titularidad de Bárcenas en al menos cuatro cuentas bancarias en Suiza (22 millones de euros) y constatara las evidentes y numerosas conexiones de la trama Gürtel con el PP, incluidos presidentes autonómicos como Francisco Camps y Jaume Matas;desde que se iniciara la interminable lista de más de una treintena de otros casos de corrupción -Andratx, Palma Arena, Brugal, CAM, Campeón, Fabra, Imelsa, Taula, Audiorio, Púnica...- con más de 830 cargos del PP imputados;existen mucho más que indicios de que el mismo Partido Popular que exigía el inexorable cumplimiento de la ley e imponía sacrificios a los ciudadanos ha ignorado las normas de financiación de partidos, defraudado repetidamente a la Hacienda pública y engañado constantemente a la sociedad. Y como la corrupción que no se extirpa siempre vuelve, que Rajoy y los suyos no admitan que el PP, su núcleo dirigente, promovió o permitió esas malas prácticas generalizadas, solo puede abonar la desconfianza.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »