convocan un manifestación el 1 de abril

Los productores se rebelan ante la dictadura de las empresas lácteas

Critican a Danone y el proyecto de la macrogranja de Soria y convocan un manifestación el 1 de abril

Lander Santamaría Juan Mari Ondikol - Domingo, 5 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Representantes de las 40 asociaciones que convocan la manifestación del 1º de abril en Elizondo.

Representantes de las 40 asociaciones que convocan la manifestación del 1º de abril en Elizondo. (ONDIKOL)

Galería Noticia

Representantes de las 40 asociaciones que convocan la manifestación del 1º de abril en Elizondo.

elizondo- Unas cuarenta asociaciones y colectivos sociales del Valle de Baztan han convocado una manifestación para el día 1 de abril en Elizondo en defensa del sector ganadero ante la dictadura de las grandes empresas de transformación láctea. En la siempre difícil situación que vive el sector, criticaron ayer a la multinacional Danone que ha dejado de recoger leche a siete ganaderos de la Montaña de Navarra lo que junto a la macrogranja con 20.000 vacas que se proyecta en Soria, supondría en la práctica una sentencia de muerte para los producores del medio rural.

“Todas las alarmas han saltado” al saberse que de forma unilateral la empresa Danone ha zanjado el compromiso de recoger la leche a siete productores, tres de ellos de Baztan. Además, el proyecto de ubicación en Soria de una macroexplotación que produciría 180.000 toneladas al año de leche (el 60% de la producción total de Euskal Herria peninsular) lo consideran alarmante y una signo de que “nos encontramos a las puertas de un espacio rural sin agricultores y ganaderos”.

En rueda de prensa en la que anunciaron la convocatoria de manifestación, denunciaron el modelo “productivista, intensivo e industrial que está ahogando a los ganaderos de la Montaña”, que deja “sin margen de decisión a los pequeños productores, que impone precios que apenas cubren gastos de producción”. En su opinión, el pequeño ganadero está en “un callejón sin salida”, dependiente de las subvenciones, sujeto a grander inversiones y un “empeoramiento constante de las condiciones laborales”.

Los ganaderos de Baztan denuncian que los Estados están “a disposición de las grandes empresas y el gran capital” y no toman enconsideración las necesidades del agricultor ganadero ni “el futuro de las comunidades rurales”. “Poniendo en vías de extinción el modelo de agricultura familiar agravan la crisis social y económica estructural que arrastran desde hace décadas las áreas rurales”, manifestaron. Los convocantes afirmaron su apoyó al futuro del mundo real, a una agricultura y ganadería sostenibles comprometidas con la tierra, y pidieron a la población en general que acuda a la protesta del día 1 de abril.