Mi querida Olivetti

‘Noir’

Por Santiago J. Navarro - Domingo, 5 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Galería Noticia

El mes de marzo de 2017 arranca con la celebración de un centenario, el del nacimiento de Robert Lowell, poeta estadounidense que fue encarcelado por objeción de conciencia y posteriormente ingresado en clínicas para enfermos mentales, oscuro universo presente en libros presentados a mediados del siglo pasado como El cementerio de los cuáqueros de Nantucket o Estudios de la vida, que ya presagian su negro y crítico Diario 1967-68, pero no hace falta viajar hasta Boston o Nueva York (ciudades que vieron nacer y morir a Lowell) para experimentar otro universo cercano: el noir, que acaba de regalarnos, entre otras, las veteranas citas de Getafe o Barcelona, la segunda edición de la Semana Vasca de Novela Negra de Baztan y la tercera del evento que responde al nombre de Pamplona Negra. Este año, además, la última de esas citas, considerada por los críticos y especialistas en diferentes materias de alta carga didáctica y originalidad, ha contado con varias novedades, una de las cuales fue el homenaje gastronómico de enero que rindió homenaje a la histórica cena de Plentzia en 1992, cita que reunió a grandes de la novela negra moderna estatal, como Manuel Vázquez Montalbán o Francisco González Ledesma. Pamplona Negra también ha estrenado en esta edición una exposición de Juan José Lazcano y una exhibición canina a cargo de Policía Foral y el Film Noir Concert de Ensemble Constrastes, que acercó a la vieja Iruña algunas bandas sonoras del cine negro.

Cine negro y novela negra… una pareja muy bien avenida, tanto que son muchas las novelas noir que han conocido su traslado al llamado 7º Arte, caso de algunas de las populares obras del citado Vázquez Montalbán, a quien Booket, que en 2016 cumplió su 15º aniversario, presta atención precisamente este año creando una nueva biblioteca personal que sale a la venta con precios reducidos, nace con la entretenida novela Tatuaje y, a lo largo de 2017, tendrá publicadas otras citas con el autor barcelonés, como las no menos populares La soledad del manager, Los mares del Sur y Asesinato en el Comité Central.

Este marzo, finalmente, es el de otra conmemoración: tal y como resalta la página web de la Real Academia de la Lengua Española, el 26 de octubre de 1924 ingresó en la RAE José Martínez Ruiz, Azorín, “con el discurso Una hora de España. El texto volvió a editarse en 2014 dentro de la colección -dirigida por Pedro Álvarez de Miranda- que la RAE preparó como parte del programa conmemorativo del III Centenario de la corporación. Azorín falleció en Madrid el 2 de marzo de 1967. Su pueblo natal, Monóvar (Alicante), así como algunas instituciones valencianas, se han sumado en 2017 a los distintos actos del cincuentenario de su muerte”, cuando se pretende un Premio Azorín diferente.

En 1994, gracias a la colaboración entre la Excma. Diputación Provincial de Alicante y la editorial Planeta, se potenciaría esta tradicional cita literaria creada en 1970 y que, en 2016, llevó el nombre de Dispara a la Luna, obra de Reyes Calderón ganadora de la última edición. En marzo de 2017, gracias a la fecha reseñada, la que recuerda el medio siglo de la desaparición de Azorín, se puede conocer o revisitar la populosa producción de un autor capaz de expresarse con maestría en formato de novela (La voluntad), ensayo (Clásicos y modernos) o teatro (Judit).