Vulva y pene o pene y vulva

José Javier Solabre Heras - Domingo, 5 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Respeto no saben cómo se escribe, menos van a saber cómo se pronuncia y mucho menos cómo se guarda. No voy a entrar a tratar el fondo del asunto, no voy a tratar el tema desde ámbito jurídico alguno. Solo voy a pasar por el tema como un ciudadano más. Insisto, como un ciudadano más.

Válgame, y digo bien si meter a Dios por medio. Él no se merece esto, por mundano y por falta de lugar.

Es en esta sociedad actual, por decir algo, se olvidan unos y otros de lo importante, del respeto. Piense usted cómo y lo que quiera. Pero respéteme.

La campaña de las marquesinas podría tener sus críticas pero merecía su respeto. La campaña actual del autobús es una falta de respeto. Es caer más bajo, no ponerse a la altura, no se puede actuar así.

Hoy, y así era la referencia a la sociedad actual, las guerras no se ganan en el campo de batalla, así no se ganan ni las batallitas. Se pierde la guerra y se pierde cualquier posibilidad de prosperar en su idea. Se propicia la caída, el derrumbe de su ideología quedando retrógrada, trasnochada y totalmente fuera de lugar.