Nueva victoria del Idoya en Oteiza

fortín eneko viana, con un doblete, ayuda a su equipo a obtener otro triunfo en su estadio

Lunes, 6 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Eneko Viana, del Idoya.

Eneko Viana, del Idoya.

Galería Noticia

Eneko Viana, del Idoya.

Idoya 2

San Juan 0

IDOYA Ángel, Borja, Sagüés (Zabala, min. 75), Zudaire, Redondo, Babil, Jhon Erik, Canela (Iosu, min.83), Ioseba, Eneko y Lacarra (Asier, min. 90).

SAN JUAN Nagore, Foncillas (Mercero, min. 60), Goiko, Baranda, Ezcurra, Borja, Areso (Narváez, min. 60), Iñaki (Mauri, min. 80), Iriguíbel, Zabaleta y Bronte.

Goles 1-0, min.38: Eneko. 2-0, min.50: Eneko.

Árbitro Pérez García, asistido por Prieto y Otamendi. Por el local amonestó a Canela y Zudaire, y por el visitante a Foncillas.

Estadio Iturtxipia.

Oteiza- Nueva victoria del Idoya en Iturtxipia. Comenzaron los locales con fuerza, buscando redimir la abultada derrota sufrida en el partido de la primera vuelta en Pamplona. No obstante, los visitantes con buen trato de balón, se iban haciendo poco a poco con el dominio. No se traducía con ocasiones claras, pero si con aproximaciones peligrosas, como una buena jugada por banda izquierda mal rematada por Iriguíbel. La defensa adelantada de los visitantes propiciaba las ocasiones del cuadro local con la velocidad de Ioseba, Jhon Erik y Eneko. Fruto de una contra bien peleada por Jhon Erik, su disparo en el mano a mano con Nagore lo repelía el palo, recogiendo el rechace Eneko para marcar a placer el primero de la tarde. Comenzó fuerte el cuadro ballenero el segundo acto. Jhon Erik marraba una buena ocasión en el primer minuto y cuatro después, un Eneko en estado de gracia remataba espléndidamente de volea en el segundo palo un gran centro de Lacarra para marcar su segunda diana. No bajaron los brazos los del barrio pamplonés y buscaron reducir distancia, pero no era el día de sus delanteros ya que Iñaki marraba una clara ocasión y Bronte remataba al palo una falta lateral. El Idoya se dedicaba a vivir de las rentas, intentando matar el partido en una contra. Siguieron los visitantes intentándolo con un correoso Bronte, pero el marcador ya no se movería. - J.S.