Oro, plata, bronce y éxito

EUROPEOS EN SALA | Mechaal, ureña y de arriba cierran con sus medallas una edición en la que se duplican los metales de la edición anterior

Lunes, 6 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Adel Mechaal (centro), luciendo su medalla de oro en el podio.

Adel Mechaal (centro), luciendo su medalla de oro en el podio. (Foto: Andrej Cukic)

Galería Noticia

Adel Mechaal (centro), luciendo su medalla de oro en el podio.Jorge Ureña celebra su plata.Álvaro de Arriba, llegando a la meta.

belgrado- El oro de Adel Mechaal en 3.000, la plata de Jorge Ureña en el heptatlón y el bronce de Álvaro de Arriba en 800 remataron unos Europeos en pista cubierta de altos vuelos para un renovado equipo español que, con cuatro preseas, duplicó la cosecha de metales de la edición anterior.

Frente a las dos medallas (ambas de plata) y los nueve finalistas de Praga 2015, España regresa de Belgrado sexta en el medallero con cuatro preseas y quinta en la clasificación por puntos con 14 finalistas, el mejor resultado desde Turín 2009.

Mechaal, que competía en Belgrado gracias a la cautelar que le concedió el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), venció con un tiempo de 8:00.60. Le interesaba una carrera rápida y limpia porque se encontraba fuerte, pero el primer mil discurrió a ritmo lento (2:50.68), por lo que tomó la cuerda al toque de campana y tiró a muerte.

Por un momento parecía que Ingebrigsten, un killer en campeonatos de Europa, iba a dar cuenta del español, pero éste guardaba todavía un cambio más en las piernas, redobló su ataque y voló hasta la meta.

Ureña ganó la plata en el heptatlón con 6.227 puntos, segunda mejor marca española de la historia, en una prueba que terminó con un nuevo récord de Europa, a cargo del francés Kevin Mayer (6.479), subcampeón olímpico de decatlón en Río 2016.

Esta nueva medalla permite a Ureña, que entrena con su padre, José Antonio, relegar al olvido su eliminación, el año pasado, en los Europeos al aire libre de Amsterdam tras cometer tres nulos en lanzamiento de disco cuando estaba segundo en la general.

El salmantino Álvaro de Arriba dio al equipo español la tercera medalla, un bronce en 800 con una marca de 1:49.68, seguido de Daniel Andújar, mientras que el plusmarquista español, Kevin López, llegó sexto con un pinchazo en el isquio derecho.

Por primera vez había tres españoles en una final europea de 800 metros y los tres partían con esperanzas de podio, aunque señalaban como favorito sin discusión al polaco Adam Kszczot, que buscaba su tercera corona consecutiva y la encontró con 1:48.87. - Efe