Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Juez de línea

Comparsa

Por Félix Monreal - Lunes, 6 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Livaja cubre con su cuerpo el balón y frena a David García.

Livaja cubre con su cuerpo el balón y frena a David García. (Foto: Ángel Medina (Efe))

Galería Noticia

Livaja cubre con su cuerpo el balón y frena a David García.

Metidos en este sindiós de cambios de alineación, en esta claudicación anticipada, en la tortura de doce partidos que queda por delante, sugiero que si se está poniendo en ridículo el nombre y la imagen de Osasuna -porque eso es lo que está pasando en los estadios y hasta en las estadísticas históricas de la Liga-, propongo, digo, que en el próximo encuentro formen en el equipo Sabalza, Medrano, Baile, Iso, Ramírez, Canal y Vasiljevic para que compartan ese sonrojo, el tierratrágame por el que están pasando futbolistas como Unai García cuando resbalan, caen y en lugar de despejar marcan gol en su propia portería. Esa imagen estrafalaria, de comparsa de carnaval canario, retrata el esperpento en que han convertido a Osasuna, unos más que otros. Se han perdido no solo las formas sino los papeles;el entrenador compuso ayer un once que era una rendición por anticipado y en toda regla, con mejores jugadores en el banquillo que en el verde, con un medio campo inédito, experimental y surrealista. Solo faltó que cuando Viera obsequiaba a Oier con un banderín ante los ojos del árbitro, el capitán rojillo hubiera devuelto, en gesto de capitulación, la inscripción en Primera. Y es que ese tipo de decisiones en las que, de repente, agitas en el cubilete los dados con los nombres de la plantilla y voy a ver que sale, expresan muy bien lo que está pasando. Vasiljevic no se atreverá a decirlo, porque sería la confesión de su propio fracaso, pero “esto es lo que hay”, como ya recordó Martín después de la derrota (0-1 y de penalti ante el Alavés) y refrendó la semana pasada Roberto Torres. Y quiero decir que “lo que hay” no son piezas de desguace ni material irrecuperable: son futbolistas que han demostrado su compromiso, que han competido en la medida de sus posibilidades técnicas en una categoría muy exigente y a los que les ha faltado también la serenidad de tener unos objetivos claros y una dirección convincente. Ayer, pese a todo, pese a jugar durante los primeros veinte minutos con menos coordinación que el equipo de desempleados de AFE, el interés de los jugadores mantuvo a Osasuna en el partido durante casi setenta minutos. Algo sorprendente si atendemos a que en más del 80% del tiempo de juego la pelota estaba en los pies de los futbolistas de Las Palmas, y solo comprensible por la laxitud defensiva del cuadro canario, las manos blandas de su portero y la actitud contemplativa de sus zagueros. Otro rival más armado anímicamente le mete un repaso que acaba con Quique Setién de vuelta a su Cantabria natal. Pero Osasuna, por todo lo expuesto, es la presa fácil, el adversario que cae como las fichas del dominó, por su inconsistencia en el medio campo y por las concesiones defensivas.

Osasuna nunca se rendirá, pero esta temporada ya ha claudicado. No da para más y ni mucho menos para remontar esos 13 puntos de desventaja. En esta situación, no estoy de acuerdo con quienes defienden que Vasiljevic debe dimitir;no solucionaría nada y evitaría que escuchara las críticas de los aficionados. Los que tienen que dimitir son Sabalza y sus directivos, culpables máximos de este ridículo. De convertir a Osasuna en un comparsa. Yo los ponía a jugar contra el Eibar...