Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
José Luis del Pozo Jefe del área de enfermedades infecciosas de la Clínica Universidad de Navarra

“Es el precio que pagamos por el mal uso de los antibióticos”

Lanza un SOS sobre un tema muy grave. “No es una amigdalitis que no podemos tratar con penicilina. Esto genera muchos muertos y nos faltan medios”

Entrevista de Concha Lago - Lunes, 6 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Del Pozo es experto en Epidemiología y doctor en la Clínica Universidad de Navarra.

Del Pozo es experto en Epidemiología y doctor en la Clínica Universidad de Navarra. (Foto: CUN)

Galería Noticia

Del Pozo es experto en Epidemiología y doctor en la Clínica Universidad de Navarra.

pamplona- ¿Demasiados antibióticos o demasiado mal uso de ellos?

-Estamos pagando el precio del mal uso que hemos hecho de los antibióticos en los últimos 25 años. El problema es complejo. Hasta ahora se decía;hay resistencia porque se venden los antibióticos sin receta en la farmacia, porque los pacientes no completan el tratamiento, porque como los antibióticos los utiliza cualquier especialista, quizá hay especialistas que no tienen el conocimiento adecuado..., pero es un problema de salud global.

¿Tan grave es?

-Sí porque la sociedad no es consciente de que todos los años fallecen pacientes en nuestros hospitales debido a infecciones por bacterias multirresistentes. Eso genera aparte de mortalidad, morbilidad, es decir complicaciones, y además un coste económico brutal porque se prolongan las estancias, se requieren nuevas intervenciones quirúrgicas, más medicación...

El problema no es solo médico.

-No. En la industria animal se utilizan indiscriminadamente kilos y kilos de antibióticos que hacen que estos animales, muchos de ellos para consumo humano, porten bacterias multirresistentes. Y para más inri, también se utilizan estos antibióticos en agricultura.

¿No hay antibióticos nuevos?

-Ha habido un boomde fármacos nuevos para el cáncer o para las enfermedades cardiovasculares y, sin embargo, para las infecciones estamos un poco huérfanos porque a la industria farmacéutica no le ha interesado diseñar nuevos antibióticos. También faltan vacunas que harían que la resistencia a los antibióticos fuese menor. Y hay otro problema, que es el más importante, la falta de apoyo por parte de las instituciones para desarrollar programas que eviten la resistencia a los antibióticos. Hay un plan nacional pero faltan recursos. Hacen falta medios, personal e inversión.

Parece un callejón sin salida. Las bacterias evolucionan y no tenemos recursos para enfrentarlas.

-La situación actual es un callejón sin salida. No es que no tengamos antibióticos nuevos, no tenemos antibióticos de familias nuevas, tenemos solo mejoras sobre fármacos que ya utilizábamos. El problema es que los laboratorios tardan más de diez años en desarrollar antibióticos nuevos, y hay una inversión que les cuesta mucho recuperar porque no son rentables para las compañías. Cada vez se investiga menos en antibióticos porque es relativamente fácil saber cuántos pacientes fallecen de cáncer pero es difícil saber cuántos fallecen por una infección de un microorganismo multirresistente porque no hay registros adecuados. Es un enemigo silente.

Fue muy difundido el caso de una paciente de Nevada que falleció recientemente tras haber contraído una infección resistente a 26 antibióticos diferentes.

-Sí, eso sale como noticia excepcional y a día de hoy en nuestros hospitales tenemos pacientes como ella. Pacientes afectados por microorganismos que son resistentes al 95% de los antibióticos que tenemos. Y pacientes que fallecen.

¿Hay infecciones que resulten más difíciles de combatir?

-Las peores son las que se contraen en los hospitales, las que llamamos infecciones nosocomiales, es decir, las que ocurren tras complicaciones de una intervención quirúrgica por ejemplo. Ha mejorado mucho la tasa de vida, los pacientes oncológicos sobreviven más tiempo, y eso hace que tengamos una población de un riesgo especial. A los pacientes con morbilidades, con edades avanzadas, cualquier infección puede desestabilizarlos.

Estamos ante una nueva amenaza de salud pública.

-La mayoría de microorganismos multirresistentes se inician en el sudeste asiático, en África hay menos porque hay menos tránsito de personas. Y en cuestión de horas el paciente está en la otra punta del planeta con ese microorganismo que ya puede haber pasado a otras personas.