Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Maloma Morales asegura que no está secuestrada

La joven ha contraído matrimonio este fin de semana ante la sorpresa de su familia adoptiva

Lunes, 6 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

sevilla- Maloma Morales, la joven de origen saharaui y nacionalidad española retenida en el Sáhara desde hace 14 meses, según denunció su familia adoptiva sevillana, aseguró que no está secuestrada y que está por voluntad propia con su familia saharaui.

Lo afirmó en una entrevista que ha concedido al periodista sevillano Juan Miguel Baquero, al que explicó que nunca ha estado retenida: “Lo he dicho no sé cuantas veces, estoy entrando, y saliendo de casa sin problema, como cualquier otro saharaui”.

Baquero explicó al principio de la entrevista que ésta se realiza en el exterior del campamento de Smara “solos”, y durante la misma, Maloma aseguró que de su caso han aprendido “todos”, por lo que ahora quiere “que se pare esta bola, que sea entre nosotros, sin que entren todos los que han entrando, y nos dejen en paz, allí también”.

“Estoy con mi familia, sin estar secuestrada ni nada”, añadió Maloma, quien espera que este asunto se solucione, “y que España siga ayudando al Sáhara, y el buen rollo que tenían lo sigan teniendo”.

matrimonio inesperadoDurante el fin de semana se celebró la boda entre la joven, de 23 años de edad, y Sidahmed El Mekhi, un joven de 24 años que vive en una de las cinco 5 wilayas (municipios) de los campamentos, llamada Auserd, situada a unos 40 minutos de Smara, donde vive ella.

El padre adoptivo de Maloma, José Morales, ha dicho que habló con ella hace siete días, “y no mencionó nada de su boda, además de que nada ha dicho a las personas que la han visto durante la semana”, por lo que, para él, se refuerza la idea de que se trata de un matrimonio pactado por las familias y en contra de la voluntad de la joven.

Maloma comenzó a tener contacto con Sevilla a los 7 años mediante los programas de vacaciones para niños saharauis, a los 12 años fue recibida en acogida con el consentimiento de los padres biológicos y al cumplir los 18 decidió quedarse en España.

Sin embargo, el 5 de diciembre de 2015 acudieron al Sáhara a ver a su familia biológica y los padres de acogida regresaron a Mairena del Aljarafe sin ella ante la negativa de sus familiares de dejarla en libertad. - Efe