Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Caminando juntos podemos hacer un mundo mejor”

El arzobispo de Pamplona recordó el drama que sufren los refugiados e inmigrantes

Clara Ayabar Javier Bergasa - Lunes, 6 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Una imagen de Cristo protegida con plástico a causa de la lluvia que acompañó a los peregrinos.

Una imagen de Cristo protegida con plástico a causa de la lluvia que acompañó a los peregrinos.

Galería Noticia

Una imagen de Cristo protegida con plástico a causa de la lluvia que acompañó a los peregrinos.Llegada del vía crucis a Javier.

javier- La primera Javierada de 2017 terminó ayer con una multitudinaria misa en la localidad del patrón de Navarra. En una mañana lluviosa, cientos de jóvenes descansaban sentados a lo largo de la explanada frente al Castillo de Javier, que actuó ayer de nave central para la eucaristía. “Solemos hacer la segunda, pero hemos venido hoy porque el fin de semana siguiente no podíamos”, aseguró Luis Pascual, de Caparroso. Allí esperaban los peregrinos que participaron en el vía crucis que empezó a las 8 en Sangüesa. Junto al puesto de Cruz Roja estaban Elena Chueca y Efi García-Baquero, que empiezan el camino en las Bardenas. “Hemos pasado la noche en Sangüesa. Somos un grupo de 40, pero nosotras no esperamos al vía crucis”, contó Efi.

Cuando todavía faltaban veinte minutos para el comienzo de la eucaristía, algunos jóvenes, y otros no tanto, subieron al escenario donde se encontraba el altar para contar de dónde venían. Madrid, Barcelona, San Sebastián, Tudela, Durango, Buñuel, Pamplona... de toda España e incluso parte del extranjero, como Washington o Chile. Para entrar en calor, pues la temperatura rondaba los 4º, se realizó la ya conocida “ola de la misericordia”, que arrancó de un extremo del castillo y recorrió la explanada hasta la entrada a la capilla.

homilía a los jóvenes.A las diez en punto comenzó la ceremonia, celebrada por el arzobispo de Pamplona y Tudela, Francisco Pérez. En su camino al altar le acompañó una cruz de madera, símbolo de la muerte y resurrección de Jesús. Además de una barca de plástico naranja que transportaron varios jóvenes, con la que el Arzobispado quiso recordar el drama de los refugiados e inmigrantes que intentan llegar a nuestro continente, “Una lancha para remover conciencias, son personas que solo buscan bienestar”, aclaró.

Tras explicar el porqué de los símbolos, Pérez parafraseó al Papa Francisco, recordando también el lema de las javieradas. “Caminando juntos, podemos hacer un mundo mejor”, dijo.

En su homilía ante el Castillo, el arzobispo se dirigió a los peregrinos allí presentes, en especial a los más jóvenes, haciendo referencia a las “tentaciones del mundo moderno”. El egoísmo, el orgullo, la lujuria, la vanidad o la avaricia fueron algunos de los aspectos a los que hizo referencia, asegurando que vivir de acuerdo a ellos supone grandes males en la sociedad, y graves momentos de incertidumbre.

Francisco hizo también referencia al materialismo “que llega incluso hasta la existencia”, y aseguró que “se tiene previsto un futuro en el que uno tenga muchas cosas, pero esta adoración es estéril, porque produce frustración, amargura, porque no es la verdadera realidad”.

Antes de finalizar la misa, recordó al vecino de Azagra que falleció el sábado mientras trabajaba como taxista llevando peregrinos.

MENCIÓN Especial

Día de los misioneros. El arzobispo Francisco no olvidó a los 1.030 misioneros navarros repartidos por todo el mundo.

Año Santo Sanferminero. El papa Francisco declaró el jubileo por San Fermín que comenzará el próximo 7 de julio.

la cifra

62

Miguel Bañales fue el encargado de organizar a los 62 voluntarios del Arzobispado que ayudaron en la celebración de la misa.