Salva una vida con las técnicas de reanimación que aprendió en clase

Martes, 7 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

eeuu- Kaela Eads, una joven estadounidense de 18 años, estaba terminando su jornada de trabajo en un restaurante de comida rápida el pasado martes cuando una mujer se dirigió a la ventana en la que se encontraba pidiendo auxilio por su bebé recién nacido, que no respiraba. Eads no dudó un segundo y, rememorando las técnicas de reanimación cardiopulmonar que aprendió en el instituto, colocó a la criatura y comenzó a efectuarlas. “Empecé a hacerle los movimientos en el pecho, conseguí que respirase por un momento pero después paró. Volví a hacerlo y el bebé comenzó a respirar con constancia”, relata Kaela a Inside Edition. Aunque cuenta con un diploma certificado sobre las técnicas de reanimación cardiopulmonar del instituto, la joven no estaba segura de que conseguiría que la criatura respirase, pues sólo lo había practicado en muñecos. Un paramédico de la zona describe la acción de Eads de manera positiva tras salvar la vida de un bebé y asegura que de no haber tomado la decisión de realizarle las maniobras en seis minutos, el niño no hubiera sobrevivido. Tras lo acontecido, la ambulancia llegó en menos de cinco minutos y trasladó al bebé al hospital, donde Kaela pudo visitarlo y asegurarse de su buen estado. Ahora, la joven asegura que el incidente le ha estimulado el deseo de dedicarse al campo de la medicina.