Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Correa devolverá sus 22 millones de Suiza si le rebajan las condenas

El presidente de Isolux no confirma que fuera Luis el cabrón como dijo Correa para exculpar a Bárcenas

Martes, 7 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

El presidente de Isolux, Luis Delso, tras declarar.

El presidente de Isolux, Luis Delso, tras declarar. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El presidente de Isolux, Luis Delso, tras declarar.

pamplona- El cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, afirma que devolverá a las arcas públicas el dinero que mantiene bloqueado en Suiza con el objetivo de obtener una rebaja de las condenas. Por el momento, ha autorizado que se repatríen más de dos millones de euros de los cerca de 22 que tiene depositados en el Credit Suisse de Suiza, y que irá desbloqueando progresivamente a petición de los jueces, según informó ayer El País. Correa hace este ofrecimiento tras haber sido condenado a 13 años de prisión por amañar las contrataciones del pabellón valenciano en Fitur y tras la petición de la fiscalía de 125 años de cárcel en el primer juicio de Gürtel, que persigue contratos amañados de 1999 a 2005 en Madrid, Castilla y León y Estepona.

Ahora, Correa pretende “colaborar con la justicia” para conseguir que le sean acumuladas todas las condenas que se deriven de los diferentes procesos judiciales y que se le apliquen atenuantes. El cabecilla de la trama Gürtel, que tiene pendientes al menos otros seis juicios, está cumpliendo una pena de trece años de prisión por las mordidas de la Gürtel en Valencia.

Por el momento, ya ha autorizado formalmente al tribunal de la Audiencia Nacional y al de Valencia la repatriación de 2,2 millones y 272.000 euros, respectivamente, de su cuenta en Suiza. Su abogado, Juan Carlos Navarro, informó de que está redactando un escrito para los jueces en el que ofrece la devolución del dinero. El letrado argumentó que, de haberse negado, el dinero podría haber tardado en llegar a España años.

Una vez que hubieran concluido todos los procesos judiciales en los que Correa está imputado y por los que se enfrenta a más de 200 años de cárcel. En la sesión de ayer en el se juzga la primera etapa de la trama Gürtel testificó ayer el expresidente de Isolux Luis Delso, quien afirmó ignorar que el líder de Gürtel Francisco Correa le llamara “Luis el cabrón”, apelativo que lamentó el “trastorno” que le ha causado a él y al extesorero del PP Luis Bárcenas, al que le fue atribuido en la instrucción de esta causa, pero no aclara quién, en realidad, está detrás de esta expresión.

Delso confirmó haberle hecho un préstamo de 60.000 euros a Álvaro Pérez Alonso, El Bigotes, lo que ratificaría la versión de éste de que un apunte de la contabilidad de Gürtel a nombre de “Luis el cabrón” correspondía a la devolución de un préstamo al expresidente de Isolux. No obstante, la versión de ambos difiere en la cantidad del préstamo. Delso, imputado en el caso Pujol, asegura que fueron 60.000 euros, mientras que El Bigotes, al que dijo que conoció a través de Correa, aseguró que se trató de 72.000 euros, cantidad que es la que aparece reflejada en el citado apunte.

Ante esa disparidad de cifras, la fiscal preguntó si El Bigotes le pagó algún tipo de interés o le hizo algún otro préstamo. “A mí no me debía nada más que 60.000 euros”, insistió Delso, quedando en el aire a qué corresponden los 12.000 euros restantes. Le prestó el dinero en efectivo y no lo documentó de ninguna manera, explicó para después señalar que no intervinieron en esta operación ni Correa ni Crespo. Solo Correa le comentó una vez que era tonto por dejarle dinero a El Bigotes porque vivía al límite de sus posibilidades.

Pérez ha solicitado la libertad provisional alegando que está siendo “discriminado”, ya que condenados como Iñaki Urdangarin no se han impuesto medidas cautelares algunas. También la defensa del número dos de Gürtel, Pablo Crespo, ha recurrido su ingreso en prisión alegando que es desproporcionado en comparación con casos como Nóos o las black. - D.N.