Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Navarra mira a Europa

Una apuesta de futuro irreversible tras años de autoexclusión

Navarra recupera el proyecto europeísta impulsado por el Gobierno de Alli en la Declaración de Ainhoa

Martes, 7 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Jacques Valade, presidente de Aquitania, Juan Cruz Alli, presidente del Gobierno de Navarra, y José Antonio Ardanza, lehendakari de la CAV, en la firma del acuerdo de colaboración.

Jacques Valade, presidente de Aquitania, Juan Cruz Alli, presidente del Gobierno de Navarra, y José Antonio Ardanza, lehendakari de la CAV, en la firma del acuerdo de colaboración. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

Jacques Valade, presidente de Aquitania, Juan Cruz Alli, presidente del Gobierno de Navarra, y José Antonio Ardanza, lehendakari de la CAV, en la firma del acuerdo de colaboración.Juan Cruz Alli, José Antonio Ardanza y Jacques Valade, presidentes de las tres regiones reunidos en Dantxarinea tras la firma del acuerdo de un colaboración, la Declaración de Ainhoa.El lehendakari Patxi López estrecha su mano con Alain Rousset, ambos del Partido Socialista, tras la firma del acuerdo de creación de la Eurorregión Aquitania-Euskadi.

Pamplona- Casi 25 años después de que el Gobierno de Navarra, entonces presidido por Juan Cruz Alli, firmara la Declaración de Ainhoa, Navarra se vuelve a subir al tren de la Eurorregión con la CAV y Aquitania. Un proyecto europeísta que el entonces líder de UPN defendió ante su partido, pero que la comunidad abandonaría diez años después por una motivación política. “Este es un debate oportunista y electoral de UPN para desviar la atención de su gestión”, denunció en enero de 2000 el propio Alli tras la salida de la Eurorregión.

El nacimiento del órgano transfronterizo se remonta a 1989, cuando los gobiernos de la CAV y Aquitania suscribieron un primer compromiso bilateral de colaboración. Navarra se sumaría a él tres años más tarde, en febrero de 1992, asumiendo la necesidad de defender la posición de las regiones periféricas dentro de la Unión Europea e impulsar proyectos de interés común para el desarrollo de las comunidades. Aquel acuerdo fue firmado por los entonces presidentes del Consejo Regional de Aquitania, Gobierno Vasco y Gobierno de Navarra, Jean Tavernier, José Antonio Ardanza y Juan Cruz Alli.

Nacía así un marco de relaciones institucionales permanentes al amparo de los procesos de cooperación transfronteriza impulsado por la UE, ratificado un año más tarde por los tres presidentes en la muga de Dantxarinea, donde firmaron la que fue conocida como Declaración de Ainhoa, que recogía el “firme compromiso” de las tres comunidades de impulsar una eurorregión alrededor de los Pirineos y el Atlántico desde la necesaria “cooperación interregional en la nueva Europa”.

Pero la presencia de Navarra en el nuevo ente apenas duró ocho años. En enero de 2000 Miguel Sanz aprovechó el primer asesinato de ETA tras la tregua de 1998 y la “ambigua” respuesta del Gobierno Vasco que gobernaba con acuerdos puntuales de Euskal Herritarrok para romper el último vínculo activo de colaboración institucional con la CAV.

Desde entonces Navarra ha mirado con desdén cualquier acercamiento al nuevo proyecto europeísta, una “obsesión nacionalista” en palabras de Yolanda Barcina, que se mantuvo firme en el rechazo incluso con los socialistas al frente del Gobierno de Vitoria. “No hace falta más burocracia”, alegó como argumento de austeridad. “Nadie sabe para qué sirve”, llegó a afirmar el entonces portavoz y hoy parlamentario de UPN Juan Luis Sánchez de Muniáin. El Ejecutivo regionalista transformó aquella relación en convenios bilaterales. Uno firmado el 3 de julio de 2009 con el lehendakari Patxi López que no se llegó a cumplir, y otro con Aquitania el 8 de mayo de 2015, ya a punto de perder el poder.

Entre tanto, la CAV y Aquitania avanzaban en la creación de una nueva estructura de cooperación regulada por el derecho comunitario, dotada de personalidad jurídica, y que tiene por objetivo reforzar el papel económico y social de la región en el seno de la Unión Europea. Tras un primer protocolo en 2010, la nueva Eurorregión se hacia realidad un año después. Un tren en marcha al que ahora se sube Navarra sin apenas voces críticas. Incluso UPN, históricamente contrario, asume ahora que la nueva institución puede generar “oportunidades y proyectos beneficiosos para los navarros”. El paso dado ayer parece ya irreversible. - I.F.

REacciones

UPN ve ahora un lado positivo

Apoyo de EH Bildu. Históricamente, UPN ha dado la espalda a la Eurorregión para evitar cualquier vínculo con la CAV. Ahora, sin embargo, los regionalistas ven en la alianza con la CAV y Aquitania una fuente de “oportunidades para todos los navarros”. Sin embargo, Esparza no pudo evitar ayer introducir la cuña y preguntó a Barkos si lo que trata es de dar “pasos hacia la anexión a Euskal Herria”, valiéndose de unas palabras que achacó a EH Bildu, pero que en realidad la coalición soberanista no dijo. Bakartxo Ruiz, presente ayer en el acto de Burdeos, dijo que la unión fortalece los lazos administrativos entre “los tres territorios de Euskal Herria”. - D.N.

Acuerdo de colaboración (13-02-1992)

declaración de Ainhoa (16-01-1993)

Nace la Eurorregión sin Navarra (12-12-2011)