Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
llamadas procedentes de Chile

La ola de secuestros virtuales se extiende a Tierra Estella

El Ayuntamiento de Cirauqui emitió un bando tras recibirse llamadas que exigían 5.000 euros

Martes, 7 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Imagen de archivo de dos jóvenes que enseñan un mensaje en un teléfono móvil por el que fueron víctimas de un intento de secuestro virtual.

Imagen de archivo de dos jóvenes que enseñan un mensaje en un teléfono móvil por el que fueron víctimas de un intento de secuestro virtual.

Galería Noticia

Imagen de archivo de dos jóvenes que enseñan un mensaje en un teléfono móvil por el que fueron víctimas de un intento de secuestro virtual.

PAMPLONA- Numerosos vecinos de Cirauqui y de Mañeru, localidades ubicadas en la merindad de Estella, recibieron ayer llamadas procedentes de Chile en las que se exigían el pago de hasta 5.000 euros por el rescate de un familiar que supuestamente habyía sido secuestrado. El Ayuntamiento de Cirauqui difundió un bando municipal para prevenir el engaño.

La oleada de intentos de extorsión que asoló la semana pasada la Cendea de Olza, con decenas de casos en números de teléfono 94832, se desplazó ayer a Tierra Estella, en concreto a Mañeru y Cirauqui, donde la numeración de los teléfonos fijos comienza por los dígitos 94834.

Como ya ocurrió la semana pasada, llamadas procedentes de Chile, con el prefijo internacional 0056, informaban del supuesto secuestro de un familiar y los extorsionadores amenazaban con causarle daño si no se accedía al pago del rescate solicitado, que en algunos casos ascendió a 5.000 euros.

Además de comunicar algún hecho a la Policía Foral, que tuvo conocimiento de siete tentativas en Cirauqui y dos en Mañeru, además de otras dos en Arazuri, las alertas por lo ocurrido fueron rápidamente difundidas por WhatsApp, pero también el Ayuntamiento de Cirauqui emitió un bando para prevenir que los vecinos cayeran en el fraude, que la semana pasada se saldó con más de 30 víctimas en la Cendea de Olza, aunque solo un matrimonio efectuó el pago de 1.000 euros al creer que su hijo había sido secuestrado.

Ante este tipo de estafas, la Policía Foral sigue recomendando no coger la llamada para evitar la interlocución y trasladar el número al Cuerpo autonómico a través del 112 para su investigación. - D.N.