UPN y pSN impiden votar en la asamblea un posible acuerdo sobre la basura de gipuzkoa

No aceptan que se vote una moción propuesta por CUP para ello
I-E y Tudela Puede no respaldaron la petición La secretaria alega que los convenios nunca se votan

Fermín Pérez-Nievas - Martes, 7 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Varios integrantes de la Plataforma Vecinal por una Ribera Sostenible se concentraron en la puerta.

Varios integrantes de la Plataforma Vecinal por una Ribera Sostenible se concentraron en la puerta.

Galería Noticia

Varios integrantes de la Plataforma Vecinal por una Ribera Sostenible se concentraron en la puerta.

tudela- El presidente de la Mancomunidad de Residuos de la Ribera, Tomás Aguado en representación del PSN, e Ismael Miñés, concejal de Cortes en representación de UPN, impidieron con su voto que se debatiera ayer en asamblea la posibilidad de que el acuerdo con Gipuzkoa para traer 70.000 toneladas al año de su basura se trate en la asamblea general y no en la Permanente como defiende la secretaria y el presidente. El concejal de la CUP de Tudela, Gustavo Gil, pidió introducir una moción in voce para que los representantes votaran esta opción pero para ello había que aprobar la urgencia de esa moción y los votos contrarios de PSN y UPN, al igual que el silencio de otros ediles como los de I-E y Tudela Puede, bastaron para que no se abordara el tema.

Ante la petición de Gil de una explicación jurídica de por qué este convenio se tenía que tratar en Permanente, la secretaria señaló que “no voy a discutir ningún artículo, lo único que digo es ¿en qué artículo dice que se tiene que discutir en asamblea?”, ante lo que Gil recordó que los estatutos señalan que “corresponde a la asamblea la forma de gestión de sus residuos”, al tiempo que pidió un informe jurídico del razonamiento. “Me preguntó el presidente y le dije, no hay que tratarlo en asamblea. ¿Dónde lo pone? Se ha traído basura de Zaragoza, de Logroño, de Huesca, de Tarazona, de Borja, de Ejea y residuos industriales de fuera de Navarra y nunca se ha votado en asamblea. ¿Ahora resulta que éste convenio sí?” Ante lo que Gil respondió que “el hecho de que se haya hecho mal hasta ahora no significa que se siga haciendo mal”. Aguado afirmó que no consideraba “urgente” la votación de esa moción, “no hay nada que tratar, no lo veo necesario”, añadió, y preguntó si algún partido lo veía necesario. Sólo contestó Ismael Miñés en nombre de UPN para aseverar que “nosotros no lo vemos necesario” y aunque María Cariñena (APC de Cintruénigo) apoyó a Gil, Aguado dio por anulada la petición. Ninguno de los otros representantes (I-E o Tudela Puede) se manifestó al respecto.

A preguntas de Gil, Aguado siguió negando que hubiera ningún documento del preacuerdo (solicitado por varios partidos) “no existe documento del preacuerdo” para después afirmar que “no puedo enseñar un preacuerdo que no está ultimado”. Con respecto al avance de las negociaciones señaló que “no está mi mano la negociación. Si no hay destino final para la basura no habrá nada que discutir, no habrá acuerdo. Es una negociación en que la Mancomunidad no toma parte, nos hemos echado a un lado, ahora es entre FCC y Gipuzkoa”. El presidente siguió defendiendo que el órgano competente es la Permanente y apuntó que se trata de “una ayuda entre administraciones”.

Gil concejal de CUP en Tudela, acusó a la Mancomunidad de “opacidad” y de falta de información dado que no se había facilitado el preacuerdo ni a los partidos ni a los ayuntamientos que lo habían solicitado, no se había contestado a la carta de varios concejales que habían pedido que se tratara en asamblea general y la secretaria se negó a realizar un informe jurídico de en qué artículos se apoyaba para defender que debía ser la Permanente la que aprobara el convenio.