Oteiza, las ‘visiones’ de Zuaznabar y Quindós

Los realizadores desgranaron ayer sus filmes ‘Harriaren erresistentzia’ y ‘Paisaje desocupado’

Miércoles, 8 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Pamplona- Dentro la de la sección Heterodocsias, que este año se desarrolla bajo el título Oteiza, el cineasta sin cine, el festival contó ayer con la presencia de Juan Carlos Quindos y Guillermo Zuaznabar, que desgranaron sus respectivos filmes Paisaje desocupado y Harriaren erresistentzia

Quindós se acerca a Oteiza a través de un corto de 12 minutos, con una “idea que parte de un proyecto más amplio que se llamaConclusión abiertaque estoy desarrollando con Jorge Ramos Jular, que a su vez nace de una tesis doctoral en la que se analiza el espacio de Oteiza en base a diferentes categorías espaciales. Lo que sucede es que esta pieza es la única que hemos rodado fuera de la Fundación Jorge Oteiza y la que tenía unidad formal, una característica propia que la ha convertido en una pieza por sí misma. Se trata de un plano secuencia en el que se da un traslado del plano horizontal al vertical, con una metáfora relacionada con la arquitectura de Oteiza, que tiene ese punto discontinuo o afilado, pero al mismo tiempo homogéneo. Así, de alguna forma, los apóstoles, que estuvieron quince años en la cuneta, vuelven a recibir la lluvia, conformando una especie de paisaje. La pieza es casi un ejercicio de observación y contemplación”.

Por su parte, Zuaznabar explicó que su filme lo rodó en 2003 un colectivo del que “yo soy un representante accidental. De hecho, me reivindico como heterodoxo porque no me dedico a realizar cine. La película arranca de un texto que pertenece al libro Jorge Oteiza, animal fronterizo(escrito por el propio Zuaznabar), que analizaba la relación del artista con las fronteras de Irún y Hendaya”. El libro hace referencia a una piedra de Oteiza “descatalogada, olvidada y denostada por todos los sectores políticos o culturales”. Ese texto primero fue declamado y grabado y, posteriormente, se le añadieron imágenes. El filme “trata de explicar por qué Oteiza colocó sobre la línea de frontera una obra y cómo se puede explicar, mirar y entender esa piedra dentro del discurso oteiziano. El objetivo era hacer un documento que obligara a quien lo viera a apreciar la obra entiendo su secreto discurso”. - F.F.G.