Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Juez de línea

Las cuentas y los cuentos de Sabalza

Por Félix Monreal - Miércoles, 8 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Galería Noticia

De todo el contenido de la rueda de prensa de Sabalza, lo más importante es lo que no dijo;a saber: que no tiene intención de dimitir y mucho menos de convocar elecciones, que le preocupa que la moción de censura coja impulso, que la destitución de Martín estaba sentenciada antes del partido contra el Alavés, que no hizo caso de los futbolistas que le advirtieron de los métodos de Caparrós, que Caparrós tiene razón cuando apunta que la directiva no tiene criterio, que es verdad que la junta se ha distanciado desde finales de año de la plantilla, que no busca director deportivo sino un cortafuegos para que el malestar de la afición no incendie el palco, que la persona más influyente dentro y fuera del club no estaba sentada en la mesa, que no tiene atado ni director deportivo ni entrenador... Porque lo demás, esa larga intervención, solo está salpicada de cuentas retorcidas y de cuentos tergiversados.

Comenzando por lo primero, las cuentas. Hace falta descaro para hablar de buena gestión económica cuando lo suyo ha sido como recibir la herencia de un tío de América que ni sabías que existía: más de 40 millones de ingresos caídos del cielo por el ascenso y ahora, de regaló, otros 9 millones por el descenso. Lo que llama gestión económica solo es atribuible al rendimiento deportivo de la plantilla, jugadores y cuerpo técnico. La directiva se ha limitado a contar los billetes y cumplir con los pagos de deudas pendientes e ineludibles mientras que su director general ha sido incapaz de engordar los ingresos atípicos. Si hasta la limitación de gasto les ha ayudado... Sabalza presume ahora de un superávit de 20 millones y pone en el otro lado de la balanza que cuando llegó se encontró un club moribundo. Entre medio de esas dos atrevidas afirmaciones hay al menos dos decisiones que miden la calidad de este presidente: a Javier Flaño, que marcó el gol de la salvación en Sabadell le premiaron renovándole a la baja (luego, tras sufrir una grave lesión le ampliaron contrato) y al entrenador del milagro solo lo aceptó por las presiones externas de su antiguo entorno de asesores.

Luego vienen los cuentos. Porque es un cuento populista el argumentar que quería la permanencia en Primera para recomprar el estadio y Tajonar, cuando hace unos meses -y ahí está la hemeroteca- planteaba lo contrario;es un cuento que ahora hable de Tajonar como “el futuro”, cuando el futuro lleva ahí tres o cuatro años instalado y pidiendo paso;es un cuento y una peligrosa falta de memoria vender eso de que “seremos uno de los grandes de Segunda” porque ese mensaje casi nos lleva a la ruina hace bien poco;es un cuento de mal gusto dar pábulo desde el club al fichaje de César Palacios colocándole a este en una situación más que incómoda cuando está en la nómina de otro club fichando y dando bajas a futbolistas;es un cuento elogiar la fidelidad de Vasiljevic porque la fidelidad tiene un precio;en fin, es un cuento convocar una rueda de prensa para no decir nada y callar mucho.