los datos del famoso ordenador de potau

UPN se queda sólo en su petición de dimisión al alcalde de Egüés

El Pleno no ve comparable ser investigado por abrir un ordenador que por casos de corrupción

Mikel Bernués Javier Bergasa - Miércoles, 8 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Los ediles de UPN, votando a favor de la moción en la que exigían la dimisión del alcalde Etxeberria.

Los ediles de UPN, votando a favor de la moción en la que exigían la dimisión del alcalde Etxeberria. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Los ediles de UPN, votando a favor de la moción en la que exigían la dimisión del alcalde Etxeberria.

sarriguren- Las aguas bajaban ayer revueltas en el Pleno de Egüés. Como el mes pasado, UPN volvió a exigir “la dimisión del alcalde por ser incapaz de mantener un mínimo de coherencia política, al haber reclamado reiteradamente la dimisión de cargos públicos en su misma situación procesal y negarse ahora él a aplicarse la misma severidad”, expuso Juan José González. Su grupo se quedó solo en la defensa de la moción.

A Álvaro Carasa (I-E), le resultó “curioso” que UPN hablara de coherencia “dejando la suya en un rincón” y se preguntó por qué no pedía la dimisión de los otros 5 investigados de la actual Corporación (en total siete de NaBai, PSN, I-U, Bildu y PP) por recuperar datos del famoso ordenador que utilizó Carolina Potau (UPN) durante su gestión en la empresa pública Andacelay. Archivos utilizados para sustentar la investigación sobre contrataciones irregulares que provocó la denuncia de Potau por vulnerar su derecho a la intimidad. “¿El precio de la pieza política tiene algo que ver?”, se cuestionó Carasa.

Mikel Bezunartea (PSN) dijo que su partido no pide dimisiones “hasta la apertura de Juicio Oral”. Pero su voto contrario a la moción no supuso un apoyo al alcalde. “Su posición queda débil, en entredicho, sin confianza, sin argumentos. Quiere su sillón de alcalde a toda costa, no le importan los vecinos, ni la imagen del ayuntamiento, ni las acusaciones en este pleno o en los juzgados”, expuso.

Iván Méndez (Somos Eguesibar) indagó sobre las posibles intenciones de UPN con la moción, bien “eliminar políticamente” al alcalde, un “nulo deseo” de hacer justicia o “echar tierra de por medio” con la anterior gestión tras “decenas y decenas de irregularidades denunciadas”. También aseguró que, aunque la situación procesal es la misma, las razones no. “Me consta que los compañeros de UPN tienen suficiente honestidad intelectual para reconocer que no es lo mismo. Otra cosa es que tengan el marrónde ser punta de lanza de una ofensiva de su partido a nivel de Navarra con un caso, cuanto menos, rocambolesco y en donde parece que interesa más tapar las propias vergüenzas que un genuino intento de mejorar la vida de la ciudadanía del Valle de Egüés”.

Amaia Etxarte (EH Bildu) también consideró que la coherencia debería pedirse ante casos similares, y comparó las “irregularidades” en la gestión de UPN con “importantes y acreditadas” pérdidas económicas para el Ayuntamiento”, con la causa por la que están investigados el alcalde y 5 concejales actuales “en pro de la transparencia y la búsqueda de una información de una empresa pública que debería estar y no estaba”, dijo.

En la misma línea, a Joseba Orduña (Geroa Bai) le pareció “de una desfachatez soberana” que UPN “sea capaz de venir a solicitar la dimisión del alcalde cuando, teniendo cargos imputados por presunta corrupción, han sido incapaces de decirles que dimitieran. No tienen vergüenza en solicitar la dimisión de quien ha limpiado este ayuntamiento de presuntos chorizos”. Consideró que no pedían la dimisión del resto de investigados “porque llevaría a pedir la dimisión del concejal de PSN y dentro de no mucho seguramente de la actual de la secretaria general del PSN en Navarra (secretaria entonces del Consejo de Administración Andacelay), y esto ya es mucho decir”, dijo.

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, como respuesta a una pregunta de Somos en el pasado Pleno sobre la situación procesal del alcalde y cómo podía afectar ésta al funcionamiento municipal, el alcalde empleó 53 minutos para hacer un breve repaso cronológico de todas las irregularidades de las anterior gestión de UPN. “Hemos actuado por la defensa de los intereses del valle y el procesamiento no va a afectar al funcionamiento municipal”, apostilló.