La restauración de la Puerta del Juicio comenzará en septiembre de este año

El Arzobispado asumirá parte del coste de las obras, que se alargarán hasta mediados de 2018

Fermín Pérez-Nievas | Nieves Arigita - Miércoles, 8 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Una pareja de turistas contempla la Puerta del Juicio.

Una pareja de turistas contempla la Puerta del Juicio. (NIEVES ARIGITA)

Galería Noticia

Una pareja de turistas contempla la Puerta del Juicio.

tudela- Las obras de restauración de la Puerta del Juicio de la catedral de Tudela comenzará entre los meses de septiembre y octubre de este año, una vez que en julio se disponga del proyecto arquitectónico sobre las labores a realizar. Así lo anunció ayer la consejera de Cultura, Ana Herrera en su comparecencia en el Parlamento Foral. En este sentido señaló que si los plazos se cumplen “los trabajos podrían estar terminados a mediados de 2018”, si bien señaló que todavía se desconoce el coste final de los mismos.

En su comparecencia indicó que después de muchos meses de negociación, finalmente el Arzobispado va a entrar en el reparto del coste de las obras, que serán asumidas por el Gobierno de Navarra, el Ayuntamiento de Tudela y “aportaciones privadas que estamos buscando así como la posibilidad de pedir subvenciones al Estado”, explicó Herrera, si bien añadió que, en este momento, es difícil determinar cuál será la aportación de cada una de las partes.

La responsable de Cultura estuvo acompañada del director general, Carlos Martínez, que aportó algunos de los detalles que ha mostrado el estudio que se ha realizado sobre el estado de esta “obra maestra del gótico”. Martínez apuntó que los daños que está sufriendo se deben a muchas causas, pero entre las principales se encuentras las fracturas que sufre por tratarse de piedra campanil y la humedad que proviene del suelo y que aún está por determinar si procede “del nivel freático o de los desagües de las calles”.

Respecto a su estado señaló que en los últimos cien años ha sufrido muchas intervenciones “con materiales diversos y eso afecta también al proyecto de restauración”. Pese a la importante intervención que necesita y que los bajorrelieves pierden fragmentos Martínez determinó que “a pesar de todo se puede decir que está bien” y anunció que en la restauración es posible que aparezcan restos de la antigua policromía “como ha sucedido en dos catas realizadas en un ángel y en un demonio”, apuntó.

los gruposEn la intervención del parlamentario de UPN, Luis Casado, resaltó los retrasos que había sufrido la obra, “parece que el Gobierno no tiene prisa ni con este tema ni con otros que afectan a la Ribera. El incumplimiento de los plazos nos preocupa”. Además pidió que se realizara una copia en 3D y una maqueta a escala 1/10 “para poder recrear cómo era la policromía”.

Por Geroa Bai, Consuelo Satrústegui le recriminó que “si tan preocupado estaba su grupo UPN podría haberlo valorado antes” y acusó a UPN y PSN de haber usado este tema políticamente. Desde Bildu se cuestionaron sobre cómo se va a revertir la inversión que se realice y Podemos pidió una nueva comparecencia cuando se sepa el porcentaje de participación de cada una de las partes. Desde PSN, Carlos Gimeno apuntó que “se está haciendo un buen trabajo y estamos satisfechos. Vemos que todo sigue su curso”.

Por último la consejera puso en valor que se había reunido la Comisión Mixta con el Arzobispado, “algo que no pasaba desde 2008”, y aventuró que se habrá de reflexionar sobre el modelo de visitas de la catedral que se realiza en Tudela.