LIGA DE CAMPEONES (OCTAVOS DE FINAL, VUELTA)

Remontada histórica

goleada | el barcelona consigue levantar el 4-0 de la ida en un partido loco en el que los azulgranas logran el pase a cuartos en el minuto 95

Francisco Ávila / Andreu Dalmau - Jueves, 9 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Los jugadores del Barcelona celebran el 6-1 de Sergi Roberto en el último minuto del partidoVER VÍDEOReproducir img

Los jugadores del Barcelona celebran el 6-1 de Sergi Roberto en el último minuto del partido.

Galería Noticia

Los jugadores del Barcelona celebran el 6-1 de Sergi Roberto en el último minuto del partidoReproducirLos jugadores del Barcelona celebran el 6-1 de Sergi Roberto en el último minuto del partido.Messi, Neymar y Piqué celebran el tanto del argentino.

BARCELONA 6 Ter Stegen;Mascherano, Piqué, Umtiti;Busquets, Iniesta (Arda Turan, min.65), Rakitic (André Gomes, min.84), Messi;Rafinha (Sergi Roberto, min.76), Suárez y Neymar.

PARIS SAINT-GERMAIN 1 Trapp;Meunier (Krychowiak, min. 90+2), T.Silva, Marquinhos, Kurzawa;Rabiot, Verratti, Matuidi;Lucas (Di Maria, min.55), Draxler (Aurier, min.75) y Cavani.

Goles 1-0, min.3: Suárez. 2-0, min.40: Kurzawa, propia puerta. 3-0, min.50: Messi, de penalti. 3-1, min.62: Cavani. 4-1, min.88: Neymar. 5-1, min.90: Neymar, de penalti. 6-1, min.95: Sergi Roberto.

Árbitro Deniz Aytekin (ALE). Mostró cartulina amarilla a Matuidi, Draxler, Piqué, Busquets, Cavani, Rakitic, Neymar, Suárez y a Verratti.

Estadio 96.290 espectadores en el Camp Nou.

Barcelona- Un gol de Sergi Roberto, en el minuto 95, desató la locura en el Camp Nou, donde el Barcelona protagonizó una remontada hasta ahora nunca vista en la historia de las competiciones continentales, ya que volteó el 4-0 de la ida con un 6-1 tras conseguir tres goles en los últimos siete minutos.

Después de un gran partido, después de adelantarse por 3-0, un gol de Edinson Cavani en el 62 parecía acabar con las esperanzas de los azulgrana, que necesitaban otros tres goles más para meterse en cuartos de final.

El Barça creyó cuando peor lo tenía. El PSG se había rehecho, pero entonces apareció el talento y la persistencia del equipo de Luis Enrique, un técnico que desde hace días anunciaba que su equipo tendría su momento en el partido, y no se equivocó.

Con 3-1 en el minuto 88, la suerte parecía echada en favor de los parisinos. Pero entonces Neymar acertó en un perfecto lanzamiento de falta (4-1), en la siguiente acción Luis Suárez fue derribado en el área y el brasileño acertó desde el punto de penalti (5-1, min.90).

Cinco minutos de añadido dieron para mucho. El Barça se volcó, Gerard Piqué jugó de nueve y Ter Stegen fue a rematar un par de acciones. Cuando el tiempo se consumía, Neymar puso un balón en el área y Sergi Roberto la puntera para desatar el delirio en el Camp Nou (6-1, min.95).

El Barça remó y creyó en sus posibilidades desde el primer minuto. Tenía claro cómo y también el talento, pero la empresa era muy compleja, porque prácticamente era un imposible darle la vuelta al 4-0 de París y menos cuando Cavani marcó el 3-1 en el minuto 62.

Preparada la escenografía, dispuesta una alineación muy ambiciosa, el Barcelona salió como un cohete. Dibujó Emery un planteamiento muy conservador, prácticamente con cinco medios y cuatro defensas, y cuando los parisinos quisieron darse cuenta ya perdían por 1-0 y solo se habían disputado tres minutos.

El equipo creyó y el Camp Nou lo catapultó. Luis Suárez fue derribado por Marquinhos en el 90 y el brasileño anotó de penalti el 5-1. Con cinco minutos para jugar todo era posible y Sergi Roberto obró el milagro, de nuevo en una acción en la que Neymar fue determinante.

El brasileño le puso el balón y el canterano con la puntera batió a Trapp en el último suspiro del partido.

EL TRIUNFO DE LA FEEl entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha manifestado tras ganar al Paris Saint-Germain (6-1) en el Camp Nou y darle la vuelta al 4-0 encajado en la ida de estos octavos de final de la Liga de Campeones que han tenido la "noche deseada" y que han ganado por la fe de los jugadores en conseguir una remontada histórica que les permite seguir persiguiendo el triplete.

"Hemos hecho una remontada como se tienen que hacer las remontadas épicas. Dije seis goles porque normalmente un rival de esta calidad siempre te puede hacer un gol, pudieron hacer uno más, pero al final tuvimos la noche deseada y nada, aquí estamos", manifestó en rueda de prensa.

Y es que Luis Enrique dijo en la previa que si el PSG les había metido cuatro, ellos podían meter seis. Y lo lograron. "Una noche difícilmente explicable con palabras, el guión de una película de terror, no diría ni de suspense. Un Camp Nou difícil de ver, he visto una actitud de los jugadores espectacular. Hoy ha sido aceptar infinidad de riesgos, no se pueden correr más riesgos, y es una victoria de la fe", aseguró.

Recalcó que la fe fue la clave para darle la vuelta a la eliminatoria, lo que muchos creían que era una utopía. "A pesar de que en la primera parte hacemos dos goles que no sabeos ni cómo los hemos hecho, estuvimos bien en defensa pero acelerados en ataque. En el descanso hablamos de hacer el tercero, lo hemos hecho pero luego ha llegado su gol y una cosa que define esta victoria es la fe de los jugadores y del público del Camp Nou", argumentó.

Una locura de partido que, para el técnico, confirma que el fútbol "es de chiflados". "No me quiero imaginar a cualquier niño en el Camp Nou, no lo olvidará ni lo hará un adulto. Estás 3-1, el equipo sigue teniendo fe y pensando que puede ser. Con Sergi Roberto, pensamos que el gol lo perdió en juveniles y le hago la broma que no le marca ni al arco iris, y coño, hoy marca", apuntó sobre el gol final del canterano.

"Confío plenamente en Sergi Roberto, le aprecio y le subí siendo juvenil de segundo año al filial. Pero es una victoria de todos los jugadores, de esta plantilla que ha demostrado que tiene un afán desmesurado por ganar", matizó el técnico.

No obstante, lamentó los palos recibidos tras el 4-0. "Primero hemos tenido que pasar el luto, ha sido duro y hemos tenido que aguantar los palos, especialmente uno, aunque no leo. Es una victoria dedicada a todos los culés. Este equipo ha demostrado que sabe ganar y cuando hemos perdido hemos demostrado que sabemos perder, yo el primero. Victoria dedicada a todos y sobre todo a los que nos han apoyado después del 4-0", atizó.

"Después de un partido como este no sé si nos quedará energía pero es un refuerzo bestial. Es el partido en el que he visto en el Camp Nou mayor comunión entre equipo y afición. Hemos avasallado al PSG en el primer tiempo, no han jugado ni han podido combinar, hemos estado uno contra uno arriesgando al máximo. El plan era ese, los jugadores lo han ejecutado a la perfección y han tenido el justo premio", concluyó.

Con este triunfo sigue pensando en el triplete, el objetivo marcado a principios de temporada. "Desde la pretemporada me habéis escuchado decir que este equipo su objetivo es ganar el triplete, ganar todos los títulos. Significa que vas a tener que estar a alto nivel toda la temporada. La 'Champions' no te permite partidos malos, hemos tenido una 'revancha' pero otro partido como el de París y los rivales no perdonan. Mientras sigamos vivos vamos a intentar ganar todas las competiciones", aseguró.

"INCALIFICABLE" La prensa francesa no ahorra hoy calificativos para lamentar la eliminación anoche del Paris Saint-Germain (PSG) ante el Barcelona en la Liga de Campeones, que sitúa a la altura de las mayores humillaciones sufridas por el fútbol de ese país a lo largo de la historia.

Comparada con la eliminación de la selección francesa a manos de Bulgaria en la fase de clasificación para el Mundial de 1994, la derrota por 6-1 llega a las portadas de los diarios franceses con titulares como "Incalificable", "El crash" o "París, aplastado, pisoteado, humillado...".

El diario deportivo de referencia, "L'Équipe", alerta en su portada de que "todo el proyecto parisino está ahora amenazado por esta humillación".

El rotativo es inmisericorde con los jugadores franceses y con su entrenador, Unai Emery, a quien critica duramente por su "fracaso", sobre todo al haber colocado a su defensa tan atrás y haber renunciado al ataque durante gran parte del choque.

Tras recordar que "París ha entrado en la historia" por su derrota, señala que, aunque se puedan quejar del mal arbitraje o del tiempo de prolongación demasiado largo, "ninguna excusa es admisible".

En ese mismo tono, el principal diario de la capital francesa, "Le Parisien" también advierte de que el PSG "podría no recuperarse de esta eliminación vergonzosa" y presagio que "Catar, propietario del club, va a pedir cabezas, y la de Emery parece evidente".

El periódico se muestra especialmente duro con el fracaso del equipo -"ningún trofeo nacional cambiará la historia"- y con Emery: "Quedará siempre como el hombre que no supo contener la remontada, el naufragio".

"Le Parisien" únicamente salva de la quema al uruguayo Edinson Cavani, autor del único gol parisino y al que consideró "demasiado solo", mientras que ensalza el partido del brasileño Neymar.

Apocalíptico aparece también "Le Monde" en su edición digital, al juzgar que "este naufragio histórico representa un fiasco rotundo para Qatar Sports Investments (QSI), propietario del club desde 2011, y pone directamente en peligro la longevidad de su proyecto".

"Los jugadores de Unai Emery fueron constantemente asfixiados por unos blaugrana espectaculares, mezclando determinación y un aplastante dominio del balón", considera.

Por su lado, "Le Figaro" recuerda que tras el partido de ida (4-0), "una de las más grandes actuaciones en la historia del fútbol francés ya no es hoy más que vago recuerdo amargo".

Para este periódico, pese a que el PSG había sido presentado como "un buque de guerra insumergible", el equipo "concedió regalos defensivos y mostró un nerviosismo colectivo impropio a este nivel".

Y finaliza con una nueva sentencia lapidaria: "Imperdonable. Será duro, muy duro, volver a levantarse".

"APOTEÓSICO"La prensa española califica como algo "nunca visto" la histórica remontada. La prensa deportiva catalana alaba al equipo azulgrana y califica de "héroes" y "leyendas" a los jugadores tras la clasificación. Los diarios Sport y Mundo Deportivo hacen énfasis en el emotivo desenlace que tuvo el partido disputado en el Camp Nou.

"Lo que ayer se vivió en el Camp Nou será una de esas historias que se cuentan a los nietos" describe la crónica de Sport, en la que ponderan el papel de "un Neymar omnipresente, desencadenado, que nunca perdió el hilo del partido" para que el Barcelona escriba un capitulo "inédito en la historia de la Champions".

Por su parte, para Mundo Deportivo, la épica remontada demostró que "para este Barça no hay imposibles" y coincide en la importancia del brasileño durante el desarrollo del partido donde "logró su graduación como un crack total".

La prensa madrileña tampoco escatima elogios para el equipo de Luis Enrique tras la remontada, pero coincide en que el papel del árbitro alemán Denis Aytekin fue crucial en el resultado final.

"Apoteósico" titula en portada el Diario Marca que acompaña con una foto del festejo de los jugadores del Barcelona tras la "épica remontada" que lograron ante un PSG que "renunció a jugar y lo pagó" y a quien "el árbitro perjudicó gravemente".

En sus páginas interiores, el diario madrileño destaca la victoria como "la remontada más increíble", con tres goles en los últimos siete minutos, en la que influyó el "arbitraje escandaloso" de Aytekin, que concedió dos penaltis a favor del equipo español.

El diario AS también señala como factores decisivos la actuación del colegiado y el mal rendimiento del equipo francés, quienes "fueron abrasados por el miedo escénico" para que el Barcelona logre una "remontada con reparos".

"Neymar, descomunal, lideró el milagro" añade el periódico deportivo, que señala al brasileño como "el mejor jugador del partido"."Jamás dejaron de creer, reivindicaron su grandeza y lograron la hazaña que les hace entrar en la leyenda", afirma la crónica

Poniendo el foco en la prensa generalista, la "épica" remontada aparece, de nuevo, entre los titulares. La Razón considera que el Barcelona convirtió "en realidad lo que parecía imposible", mientras que ABC señala que esta Liga de Campeones "gane quien la gane, será recordada por la extraordinaria remontada de ayer".