‘El olivo’ trae a Tudela la verdad que destila el cine de Bollaín

Los actores Javier Gutiérrez y Anna Castillo presentaron la película en la Muestra de Cine

Fermín Pérez-Nievas - Jueves, 9 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Anna Castillo y Javier Gutiérrez, ayer en Tudela antes de la rueda de prensa.

Anna Castillo y Javier Gutiérrez, ayer en Tudela antes de la rueda de prensa.

Galería Noticia

Anna Castillo y Javier Gutiérrez, ayer en Tudela antes de la rueda de prensa.

tudela- Destilando verdad como es habitual en el cine de Icíar Bollaín, El olivo se presentó ayer dentro de la Muestra de Cine Español de Tudela retratando una historia trufada de ecología, conflicto generacional, retrato socioeconómico y búsqueda de una meta imposible en el que se embarcan tres soñadores marcados por la relación de amor que existe entre ellos. Bajo el objetivo de recuperar un olivo que marcó la infancia de la protagonista y de su abuelo, se adentra en un argumento caleidoscópico. Los actores Javier Gutiérrez (Alca) y Anna Castillo (Alma) destacaron en su presentación el trabajo de la directora con los actores. “Es muy exigente. Crea un clima muy bueno entre los actores y eso fue muy importante para el resultado que se ve en la pantalla”, explicó Gutiérrez. Castillo consiguió en la ceremonia de los Goya de este año un premio como mejor actriz revelación por este largometraje.

Ambos destacaron que en la preparación de la película hubo mucho trabajo previo pero que a la hora de rodar deja mucha libertad. “Hablamos mucho sobre el personaje”, indicó Castillo, “y cuando ya estabas en el rodaje te decía, ‘cuando los tengas claro rodamos y todas las tomas que hagan falta. Tú tranquila’, En todo momento me dio mucha confianza”. En este sentido, El olivo muestra en distintas ocasiones escenas que son, palpablemente, reales, es decir, que destilan verdad y donde se aprecia perfectamente que no existía guión. Como corroboró Gutiérrez, “Icíar sigue el método de Ken Loach -con quien trabajó en Tierra y Libertad-. En las escenas que rodaban dos personajes que no eran actores (el abuelo y la nieta) no existía guión. De hecho el abuelo trabajaba mejor cuando les hacían grabaciones robadas que cuando lo tenía que hacer de frente a la cámara, Las secuencias con él eran todo improvisaciones”. En este sentido Anna Castillo detalló que Bollaín consiguió que la niña y el abuelo se hicieran amigos y robó escenas de ellos dos juntos, “hicimos todos muy buena piña. Había algo muy de verdad en nuestra relación y eso se traslada a la película”, añadió Gutiérrez.

El actor (Goya por La isla mínima) sólo tuvo palabras de elogio para la directora, que no se pudo acercar a Tudela ya que se encuentra inmersa en la preparación de su próxima película sobre el mundo de la danza, “es una de las mejores cineastas del cine mundial y comprometida con el mundo que le rodea, lo que le hace muy sensible”.

cine españolJavier Gutiérrez alertó sobre la situación que se está viviendo en el cine español. “Se me congelan las carnes cada vez que oigo hablar mal del cine español y veo películas como esta de Icíar Bollaín. Mi siguiente película es con Javier Fesser, ha trabajado mucho para sacar adelante el proyecto y tiene muchos otros para los que no encuentra financiación”. Por otra parte, en el Día de la Mujer, llamó la atención sobre el hecho de que “las actrices por el mero hecho de pasar de los 40 años ya nadie les llama, con gloriosas excepciones como Carmen Machi o Emma Suárez. Hay un porcentaje muy alto de paro en nuestra profesión y gente que lo está pasando mal”.

con lupa

Primera escena. Castillo, que se adentró en el mundo del cine con Blog, retrató sus miedos a los ensayos y el temor de los actores al primer día de trabajo. “En la escena que rodamos el primer día, con Javier Gutiérrez en un restaurante desmantelado, lo pasé muy mal. Salí de allí pensando que lo había hecho muy mal y que lo había gustado nada a Icíar”.

El mensaje. Uno de los mensajes de la película en los que hizo hincapié la actriz es “a veces tienes que lanzarte y ya te ayudará la gente en el camino. Hay un mensaje de esperanza y de valentía. Hay que ir a por lo que quieres”.

La película de hoy. Se proyecta en el cine Moncayo de Tudela el largometraje El hombre de las mil caras, con la presencia de Emilio Gutiérrez Caba y el productor del filme. A las 17.30 y a las 20.30.